Algunos medicamentos para la próstata podrían resultar nocivos

0
69

Los medicamentos basados en hormonas se vinculan con unos niveles más altos de azúcar en la sangre y de colesterol ‘malo’ en un pequeño estudio

Unos populares fármacos basados en las hormonas para tratar el agrandamiento de próstata podrían aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular (ACV) de un hombre, sugiere un nuevo estudio.

Un grupo de hombres alemanes que tomaron el medicamento Avodart (dutasterida) durante tres años acabaron con unos niveles más altos de azúcar en la sangre y de colesterol que los hombres que tomaron otra clase de medicamento para la próstata que no afecta a las hormonas masculinas, informan los investigadores.

“Nuestro pequeño estudio sugiere que en realidad hay efectos adversos en la función metabólica al tomar estos medicamentos que no se habían reportado antes”, apuntó el investigador líder, Abdulmaged Traish, profesor de urología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Pero el Dr. Ashutosh Tewari, catedrático de urología en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, dijo que los nuevos hallazgos contradicen ensayos clínicos anteriores sobre el fármaco, y que no ameritan un cambio en el uso en este momento.

Aun así, Traish cree que los urólogos deben hablar sobre estos nuevos resultados con los pacientes antes de recetar Avodart u otro medicamento basado en hormonas para la próstata, llamado Proscar (finasterida). Ambos están en la clase de medicamentos conocida como inhibidores de la 5-alfa-reductasa.

“Deben tener una conversación clara, abierta y honesta con sus pacientes”, planteó Traish. “Este medicamento podría provocar algunos de esos problemas”.

Pero según Tewari, “es un hallazgo interesante que es un poco distinto de los grandes estudios ‘controlados’. Hay que estudiarlo con un grupo más grande de pacientes de forma prospectiva”.

La asociación observada en el estudio no prueba una relación causal.

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez que rodea la uretra en el lugar en que se conecta con la vejiga. La próstata produce un fluido que es un ingrediente del semen, y es esencial para la fertilidad masculina. Pero a medida que los hombres envejecen, la próstata tiende a agrandarse, presionando a la uretra y dificultando la micción.

Avodart reduce la producción de la dihidrotestosterona (DHT), una hormona vinculada con el agrandamiento de la glándula prostática. El tratamiento con Avodart puede hacer que la próstata de un hombre se encoja en más o menos de un 18 a un 20 por ciento, anotó Traish.

“Los hombres orinan un poco mejor”, dijo Traish. “No tiene que estar una hora y media en el baño en el aeropuerto”.

Pero la DHT también tiene un rol importante en la función de otros órganos, en particular el hígado, apuntó Traish. A él y a sus colaboradores les preocupa que reducir la DHT podría tener otros efectos desconocidos en la salud.

Para examinar el tema, el equipo de Traish revisó los expedientes de 460 hombres tratados en el consultorio de un solo urólogo por agrandamiento de próstata en Alemania.

La mitad de los hombres recibieron una receta de Avodart para tratar su problema, y a la otra mitad se les recetó Flomax (tamsulosina). Flomax, de la clase de fármacos conocida como alfa bloqueantes, no afecta a las hormonas, sino que funciona al hacer que el tejido muscular liso de la próstata se relaje, dijo Traish.

Los investigadores siguieron a todos los hombres durante 36 a 42 meses, realizando análisis de sangre y evaluando el tamaño y la función de la próstata.

Avodart se vinculó con un aumento continuo en los niveles de azúcar en la sangre entre los hombres que recibieron el fármaco, mientras que los hombres que tomaron Flomax no experimentaron tal aumento, dijeron los autores de estudio.

Además, el tratamiento a largo plazo con Avodart se vinculó con un aumento en los niveles de colesterol LDL “malo” en los hombres, encontraron los investigadores. Los hombres que tomaron Flomax experimentaron un aumento más pequeño pero significativo en sus niveles de colesterol LDL, pero también experimentaron un aumento en los niveles de colesterol HDL “bueno”, mostraron los hallazgos.

Basándose en sus hallazgos, Traish dijo que se inclinaría por recetar Flomax primero en lugar de un fármaco para la próstata basado en hormonas.

“Preferiría que mi paciente probara con algo más seguro, y si le funciona, que continúe”, dijo Traish.

Tewari anotó que los ensayos clínicos que encontraron que el Avodart era efectivo para tratar la próstata agrandada no mostraron ninguno de esos otros problemas metabólicos.

En esos ensayos clínicos, los hombres fueron asignados a Avodart al azar, dijo Tewari. A los hombres de este nuevo estudio no se les asignó un medicamento al azar, sino que se les permitió elegir su tratamiento tras hablar con un médico.

El nuevo estudio tampoco comparó a los hombres que tomaban Avodart con un grupo de control que tomara un placebo, y utilizó datos pasados en lugar de un experimento completamente nuevo, siguió Tewari.

“Es interesante, pero debe ser verificado en un ámbito controlado con un grupo más grande de pacientes”, explicó Tewari. “Ahora mismo, la significación clínica de este estudio no me impresiona demasiado”.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Hormone Molecular Biology and Clinical Investigation.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Abdulmaged Traish, Ph.D., professor of urology, Boston University School of Medicine; Ashutosh Tewari, M.D., chair of urology, Icahn School of Medicine, Mount Sinai, New York City; June 21, 2017, Hormone Molecular Biology and Clinical Investigation, online

HealthDay