Cada vez más estadounidenses sufren trastornos psicológicos, dice estudio

0
370

WASHINGTON, EE.UU.- “Estimamos que millones de estadounidenses tienen niveles de angustia emocional que reducen su calidad de vida y acortan su esperanza de vida”, resume la doctora Judith Weissman. Foto: Archivo

Fuente: AFP
Una proporción cada vez mayor de la población de Estados Unidos sufre trastornos psicológicos graves, según un estudio publicado el lunes 17 de abril de 2017 que también revela la incapacidad del país para hacer frente a la creciente demanda de atención de salud mental.

Los investigadores analizaron las estadísticas federales de 2006 a 2014 y concluyeron que 3,4% de los estadounidenses, más de 8,3 millones de personas, sufren problemas psicológicos que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) definen como sentimientos de tristeza, inquietud e irritabilidad que pueden afectar el bienestar físico.

Lea además: “Tuve la menopausia a los 24 años”

Un estudio llevado a cabo hace 10 años indicaba que 3% o menos de los estadounidenses los sufrían, recuerdan los autores, cuyo estudio fue publicado en línea en la revista Psychiatric Services.

“Estimamos que millones de estadounidenses tienen niveles de angustia emocional que reducen su calidad de vida y acortan su esperanza de vida”, resume la doctora Judith Weissman, una investigadora del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, su principal autora.

“Nuestro estudio también podría ayudar a explicar por qué la tasa de suicidios está en aumento hasta alcanzar los 43.000” casos por año, agregó.

Según una investigación publicada a finales de 2015 por Angus Deaton, Premio Nobel de Economía, la tasa de mortalidad entre los estadounidenses blancos de mediana edad, que estaba en declive desde 1978, comenzó a aumentar desde hacía 15 años debido al abuso del alcohol, las drogas y el suicidio, especialmente en las poblaciones más desfavorecidas.

El estudio publicado el lunes 17 indica que se ha visto reducido el acceso a los servicios de salud mental para las personas que sufren de angustia emocional.

Entre otras razones, los investigadores citan un déficit de profesionales, un aumento de los costos que no están cubiertos por el seguro de salud y los efectos de la crisis económica de 2008.

Weissman subrayó que la situación parece haber empeorado a pesar de la aprobación en 2008 de una ley específica (“Ley de Paridad de Salud Mental y Adicciones”) y en 2010 del “Obamacare”, una medida clave de la presidencia de Barack Obama que su sucesor, Donald Trump, quiere revocar.

Casi uno de cada diez estadounidenses (9,5%) con trastornos psicológicos graves no tenía cobertura médica que le diera acceso a un psiquiatra o psicólogo en 2014, comparado con el 9% en 2006.

Y un 9,9% no contaba con los medios en 2014 para pagar sus medicamentos contra el 8,7% en 2006.

Más de 35.000 hogares estadounidenses que representan más de 200.000 personas de 18 a 64 años pertenecientes a todos los grupos étnicos y socioeconómicos participaron en esta encuesta anual de los CDC.