¿Caminar con más lentitud es señal de un cerebro encogido?

0
70

Los adultos mayores cuyo paso se ralentizó mostraron un encogimiento en una región cerebral vinculada con la memoria y la orientación espacial

No es inusual que las personas se hagan un poco más lentas a medida que pasan los años. Pero en los adultos mayores, caminar con mayor lentitud podría ser señal de declive mental, y ahora un nuevo estudio sugiere el motivo.

“En general, cuando los médicos notan que sus pacientes tienen un paso lento, lo consideran un problema mecánico y remiten al paciente a fisioterapia”, apuntó la autora del estudio, Andrea Rosso.

“Lo que encontramos es que los médicos también deben considerar que podría haber una patología cerebral que fomenta el paso más lento, y remitir al paciente a una evaluación cognitiva [mental]”, añadió. Rosso es profesora asistente en el departamento de epidemiología de la Universidad de Pittsburgh.

En el estudio, los investigadores observaron a 175 personas de 70 a 79 años de edad que tenían una función mental normal al inicio del periodo del estudio. Todos los participantes recibieron evaluaciones regulares a lo largo de 14 años.

Las personas que desarrollaron un andar lento durante el periodo de seguimiento también mostraron un encogimiento en el hipocampo derecho, según el estudio. Esa región del cerebro es donde se encuentran la memoria y la “orientación espacial”. La orientación espacial es la capacidad de mantener la posición en relación con el espacio físico que le rodea cuando se está en reposo y en movimiento.

Los hallazgos del estudio sugieren que los médicos deben evaluar la velocidad de paso de los pacientes mayores, y estar atentos a los cambios con el tiempo, dado que podría ser una indicación temprana de un declive mental que amerita evaluación, plantearon los investigadores.

“La prevención y el tratamiento temprano podrían ser la clave para reducir la carga global de la demencia, pero los métodos actuales de detección son demasiado invasivos y costosos como para usarlos de forma amplia”, explicó Rosso.

“Nuestro estudio solo necesitó un cronómetro, cinta y un pasillo de 18 pies (poco más de 5 metros), junto con cinco minutos más o menos una vez al año”, anotó en un comunicado de prensa de la universidad.

Si el declive mental se detecta temprano, hay tratamientos que pueden retrasar su progresión. Ese tiempo adicional podría también ayudar a los pacientes y a sus familias a prepararse para la necesidad futura de atención asistida, según Rosso.

Los hallazgos se publicaron el 28 de junio en la revista Neurology.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: University of Pittsburgh, news release, June 28, 2017

HealthDay