Cinco consejos para ejercitarse en casa

0
675

Andrea, mi vecina, es tan disciplinada que se levanta todos los días a las 4:30 a. m. para arreglarse e ir al gimnasio entre cinco y seis de mañana. Regresa a casa y se alista para ir al trabajo. No hay hijos, ni esposo…ella controla su tiempo. En cambio Mariana, mi otra vecina, es mamá de unos mellizos de 6 años, esposa y secretaria…en este “hermoso” caos que es su vida de madre no hay tiempo para gimnasio…¿cuál gimnasio?, si se levanta a 4:30 a. m., pero le toca arreglar a los mellos, cocinar, alistarse y mandarlos al colegio…

Andrea se ejercita por vanidad y por salud. Sabe que esa hora de ejercicio es valiosísima para prevenir enfermedades cardiovasculares. Mariana cree que la única opción para evitar el riesgo es el gimnasio, está equivocada.

Viviana Anaya, médico de la Universidad del Sinú, explica que la actividad física aeróbica regular, que ayuda a bajar el riesgo cardiovascular, no solamente está en el gimnasio, ni en rutinas elaboradas. Hay ciertos ejercicios cotidianos que pueden mejorar la salud de las personas que no disponen del tiempo que el gimnasio requiere. Aquí, cinco recomendaciones de la médico.

-Lo importante es planificar actividades físicas que sean placenteras, involucren la mayor cantidad de músculos, sean rítmicas y puedan ser sostenidas.

-Debe haber regularidad, esto es practicarlos por lo menos cinco días a la semana. Iniciar con diez minutos por día. La meta es llegar a 30 minutos por día, el tiempo estimado en estudios para disminuir el riesgo cardiovascular.

-Actividades domésticas útiles: limpiar ventanas, labores de casa como barrer o trapear, empacar y desempacar.

-Actividades de recreación como bailar.

-Es importante fijarse metas en cuanto al tiempo, tener motivación para adherirse al ejercicio y complementar con una alimentación balanceada.

EL DATO. Beneficios de la actividad física aeróbica regular:

1. Mejora y fortalece el sistema osteomuscular (huesos, cartílagos, ligamentos, tendones).

2. Prolonga el tiempo socialmente útil de la persona; al mejorar su capacidad física, cardio-vascular, ósea y muscular eleva sus niveles productivos.

3. Mejora el aspecto físico.

4. Mejora el sistema inmune.

5. Regula todos los índices relacionados con hipertensión, glucemia y grasas en la sangre.

6. Genera sensación de placer o bienestar, debido a que el cuerpo produce hormonas llamadas endorfinas.

7. Mejora la calidad del sueño.

8. El ejercicio físico reduce factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, la hipercoleterolemia, la obesidad o la diabetes.

9.Reduce la incidencia la depresión o la ansiedad.