Cinco grandes fracasos

0
360

Estos modelos pretendieron ser buenas apuestas de los fabricantes pero no dieron la talla

BlackBerry Storm

La compañía RIM supo destacarse con su gama de BlackBerry. Pero cuando llegaron las pantallas táctiles la empresa se apresuró para sacar un modelo y el BlackBerry Storm terminó siendo un desastre. Su pantalla era muy lenta, la batería no tenía una buena duración y el software era inadecuado. Tampoco tenía soporte wifi.

HTC Thunderbolt

Fue el primer teléfono inteligente 4G con soporte LTE en llegar a la empresa estadounidense Verizon. Sin embargo, el HTC Thunderbolt tenía disponibilidad limitada en redes LTE y carecía de una buena duración de la batería. Se reiniciaba frecuentemente y las actualizaciones de software tardaban en aparecer.

Motorola Droid Bionic

Su lanzamiento fue anunciado oficialmente en la CES de 2011, pero se retrasó ocho meses en llegar al mercado por mejoras de funciones. Fue el primer teléfono 4G LTE de doble núcleo, pero presentaba una pantalla LCD PenTile aburrida, una cámara lenta y una duración de batería pobre. Además, estaba acompañado por una interfaz llamada MotoBlur que no conquistó a los consumidores.

Amazon Fire Phone

Luego de su éxito con las tabletas, Amazon intentó hacer carrera en el mundo de los smartphones, pero presentó un teléfono con especificaciones totalmente malas. Tenía poca duración de batería, un diseño sin gracia, de lento rendimiento y de alto costo. Carecía de soporte para aplicaciones de Google y otras aplicaciones principales de Android. A los tres meses, la empresa reconoció la derrota y pérdida de US$ 170 millones.

Galaxy Note 7

Este modelo de la phablet de Samsung fue una excepción a la regla luego de haber conseguido tanto éxito en el rubro. Contó con un buen diseño, con soporte especial S Pen, pero tuvo problemas graves con la batería, que hacían explotar el teléfono. Las fallas del Galaxy Note 7 provocaron el retiro global del dispositivo a los pocos meses de su salida.