Cómo preparar a su hija adolescente para la primera visita al obstetra-ginecólogo

0
113

Una ginecóloga ofrece consejos sobre la manera de hacer que sea una experiencia positiva

La primera visita de una adolescente a un obstetra-ginecólogo puede ser intimidante, así que una ginecóloga ofrece a las mamás algunos consejos que ayuden a hacer que esta experiencia sea más fácil para sus hijas.

“Antes de ir, explique por qué es importante hacer visitas al obstetra-ginecólogo de forma regular. No todas las visitas al médico se hacen porque se esté enfermo”, dijo la Dra. Julie Jacobstein, ginecóloga de adolescentes en LifeBridge Health, en Baltimore. “Ir al obstetra-ginecólogo proporciona a su hija un espacio seguro para hacer preguntas y aprender cosas sobre la prevención”.

“Informe a su hija de que la primera visita con frecuencia solo es un modo de establecer una relación con su obstetra-ginecólogo”, aconsejó Jacobstein en un comunicado de prensa de LifeBridge.

También debería preparar a su hija para las preguntas sobre su historial médico.

“Asegurarse de que su hija comprende por qué el médico necesita esta información y que sabe qué preguntas le harán con frecuencia puede hacer que la conversación sea más cómoda. Llegar con el historial de vacunas también puede ser útil”, dijo Jacobstein.

También es importante explicar las partes del examen físico, incluyendo un examen de seno, y tranquilizarla con respecto a que no durará demasiado.

“Lo que más preocupa a las adolescentes a menudo es el examen físico, aunque en una visita al obstetra-ginecólogo hay muchas partes, y el examen físico suele ser una parte menor”, dijo Jacobstein, que comentó que no siempre se realiza un examen pélvico en la primera visita.

“Aborde cualquier otra preocupación que su hija pueda tener antes de la visita. Explíquele que no debería sentirse cohibida y que es importante que todas las mujeres realicen visitas regulares al obstetra-ginecólogo”, aconsejó.

“Después de la visita, hable con ella sobre cómo fue. Si su hija menciona que se sintió incómoda con el médico o el enfermero practicante, piense en ir a otro”, comentó Jacobstein.

“Al mostrarse abierta y hablar sobre la experiencia con su hija, puede ayudar a hacer que la primera visita al obstetra-ginecólogo sea más cómoda”, añadió.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: LifeBridge Health, news release, May 2017

HealthDay