Condenan a un oficial por ‘soplón’

0
52

Dos días antes de que la Policía de Chicago y agentes federales realizaran un operativo de arrestos en una investigación anti drogas de un año, una llamada intervenida reveló que había alguien alertando al objetivo investigado.

“Tenemos un camarada entre las fuerzas”, dijo el interlocutor al objetivo, y le advirtió “limpie el lugar”.

Unas horas más tarde, los agentes de vigilancia observaron cómo las drogas fueron sacadas del sitio que los investigadores planeaban intervenir, en el oeste de Chicago.

A las autoridades les pareció que alguien dentro de la investigación encubierta filtró la información.

El jueves, un jurado federal coincidió con la fiscalía en que se trató del oficial de la Policía de Chicago, Ronald T. Coleman, y lo condenaron por un cargo de obstrucción corrupta a una investigación federal.

Al advertir a un amigo de la secundaria sobre la investigación de drogas, Coleman violó un “círculo de confianza” del que los oficiales dependían para la integridad de su investigación, así como su seguridad, argumentaron los fiscales.

Coleman había sido asignado para trabajar con la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos. Era un veterano de 17 años del Departamento de Policía de Chicago cuando fue acusado en noviembre pasado. Fue suspendido sin paga después de la acusación, dijo el portavoz del departamento, Anthony Guglielmi.

El juez federal de distrito Charles Norgle, quien presidió el juicio con jurado, programó la sentencia para el 15 de noviembre.

La fiscalía se basó en gran parte en el testimonio de dos primos que habían sido compañeros de equipo de baloncesto en la secundaria con Coleman en Providence St. Mel.

Los registros de la ciudad publicados este año demuestran que Coleman, que se unió al departamento en diciembre de 1999, ha acumulado más de 60 quejas en sus 17 años en la fuerza, incluyendo detenciones falsas, búsquedas ilegales y uso indebido de su arma. Sólo una queja llevó a una acción disciplinaria – en 2001, cuando fue suspendido por un solo día por procedimientos de inventario inadecuado, según los registros.

Coleman también ha sido nombrado en por lo menos tres pleitos federales durante su carrera, incluyendo dos alegando que él participó en las búsquedas ilegales de sospechosos. Un tercer caso alegó que Coleman estuvo involucrado en el tiroteo de la Policía de 2004 de un hombre que afirmaba que oficiales le dispararon varias veces mientras corría.