Corea del Norte califica de “despiadadas” las sanciones del Consejo de la ONU

0
132
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 10 de agosto de 2017, un hombre observa una pantalla en la que se ve al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y al gobernante de Corea del Norte, Kim Jong Un, durante un programa noticioso en la estación ferroviaria en Seúl, Corea del Sur. Corea del Norte dijo el lunes 11 de septiembre que hará a Estados Unidos pagar un alto precio si el Consejo de Seguridad de la ONU aprueba esta semana una propuesta de Washington para que a Pyongyang le impongan sanciones sin precedentes. (AP Foto/Ahn Young-joon, Archivo)

En esta fotografía de archivo del 10 de agosto de 2017, un hombre observa una pantalla en la que se ve al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y al gobernante de Corea del Norte, Kim Jong Un, durante un programa noticioso en la estación ferroviaria en Seúl, Corea del Sur. Foto: AP

Fuente: AFP
Corea del Norte denunció el martes 12 de septiembre de 2017 las “despiadadas” sanciones impuestas a instancias de Washington por el Consejo de Seguridad de la ONU tras su último ensayo nuclear y amenazó con infligir el “mayor dolor” a Estados Unidos.

“Las próximas medidas de la RPDC [República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte] infligirán a Estados Unidos el mayor dolor que jamás hayan conocido en su historia” declaró el embajador norcoreano Tae Song Han ante la conferencia de desarme en Ginebra.

“La RPDC está dispuesta a hacer uso de todos los medios”, advirtió. Calificando las nuevas sanciones de “más despiadadas”, subrayó que su delegación “rechaza categóricamente la última resolución” del Consejo de seguridad.

“La adopción de esta resolución (…) es una manifestación extrema de la voluntad estadounidense de eliminar a cualquier precio el sistema ideológico y social de la RPDC y sus habitantes”, prosiguió.

Asimismo, acusó a Washington de que “en lugar de hacer un análisis racional (…) está obsesionado con el desarrollo de la fuerza nuclear de la RPDC”, y afirmó que ni “las sanciones ni las presiones impedirán a la RPDC marchar hacia adelante”.

Esta octava serie de medidas, aprobadas por China y Rusia, los apoyos más cercanos de Corea del Norte, tiene por objetivo penalizar a este país por su prueba nuclear del 3 de septiembre. A través de estas sanciones, cada vez más severas, la ONU espera lograr que Pyongyang negocie su programa nuclear y balístico.

Las sanciones prohíben las exportaciones textiles y restringen el suministro en petróleo y gas. Un mes atrás, la ONU adoptó otro paquete de medidas que vetaba las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, otros metales, pescado y mariscos, tras el lanzamiento de un misil de medio alcance que sobrevoló Japón.