Correos del hijo de Trump revelan que buscó apoyo ruso para dañar a Clinton

0
31

La abogada rusa que se reunió en junio pasado con Donald Trump Jr, hijo mayor del presidente, negó en una entrevista divulgada hoy tener nexos con el Kremlin y también haber dado en ese encuentro información comprometedora sobre la entonces candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton. EFE/POOL

Los correos sobre cómo se gestó su reunión con una abogada rusa en junio de 2016 publicados hoy por Donald Trump Jr., hijo mayor del presidente, revelan que buscó recibir información para dañar a Hillary Clinton presentada como un apoyo directo de Moscú a la campaña de su padre.

El hijo del presidente Donald Trump divulgó los correos en su Twitter para ser, en sus palabras, “totalmente transparente” sobre cómo y por qué se gestó su encuentro con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya, celebrado el 9 de junio de 2016 en la Torre Trump de Manhattan y revelado hace unos días por The New York Times.

Donald Jr. publicó los correos tras ser advertido por el Times de que los tenía y de su inminente divulgación, y en ellos se evidencia que el primogénito de Trump buscó acceder a información para perjudicar a la demócrata Clinton, rival de su padre en la contienda por la Casa Blanca, sobre la que se le dijo expresamente que era una ayuda del Gobierno ruso.

En uno de esos correos, Rob Goldstone, el publicista que preparó la reunión con Veselnitskaya, advierte a Donald Trump Jr. de que iba a recibir “algunos documentos oficiales e información que podrían incriminar a Hillary (Clinton) y sus relaciones con Rusia”, y que serían “muy útiles” para su padre.

“Se trata obviamente de una información de muy alto nivel y sensible, pero es parte del apoyo de Rusia y su Gobierno al señor Trump”, agrega Goldstone en el correo.

La respuesta de Donald Jr. a ese correo, fechado el 3 de junio de 2016, es la siguiente: “Si es lo que dices me encanta, especialmente más adelante en el verano”.

En los siguientes correos se concreta el encuentro con una persona a la que se identifica como una “abogada del Gobierno ruso” y el hijo de Trump comenta que probablemente acudirán con él, como efectivamente hicieron, el yerno del presidente Trump, Jared Kusher, y su entonces director de campaña, Paul Manafort.

Kusher, ahora asesor de Trump en la Casa Blanca, y Manafort están en la mira de los investigadores desde hace tiempo por sus contactos con funcionarios rusos durante la campaña.

Un fiscal especial, el exdirector del FBI Robert Mueller, y varios comités del Congreso están a cargo de investigar la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016 ganadas por Trump y los posibles contactos entre la campaña del magnate y el Kremlin.

La inteligencia estadounidense concluyó hace tiempo que Moscú orquestó una estrategia de ciberataques para interferir en el resultado electoral en favor de Trump, algo que el magnate ha puesto en duda reiteradamente al hablar de “caza de brujas” en su contra e insinuar que “nadie sabe con certeza” si hubo injerencia de Rusia o de otros países.

Trump afirma que, en el encuentro entre ambos celebrado la semana pasada en la cumbre del G20 de Hamburgo, él presionó “duramente” al presidente ruso, Vladímir Putin, sobre la supuesta injerencia de Moscú y que el líder del Kremlin “lo negó vehementemente”.

De acuerdo con lo revelado por Putin, Trump dio por buenas sus explicaciones, algo que no ha desmentido la Casa Blanca ni el propio mandatario.

Por otro lado, poco antes de la divulgación de los correos de Donald Trump Jr., Veselnitskaya negó en una entrevista con la cadena NBC emitida hoy cualquier vínculo con el Kremlin y también tener información comprometedora sobre Clinton, al ofrecer su versión sobre el encuentro en la Torre Trump.

“Yo nunca he tenido información dañina o sensible acerca de Hillary Clinton. Nunca fue mi intención tenerla”, afirmó Veselnitskaya.

No obstante, a juicio de la abogada, es “muy posible” que el hijo de Trump esperase obtener ese tipo de información de la reunión, porque “ellos (la campaña del magnate) la querían desesperadamente”.

En línea con lo afirmado por el Kremlin, Veselnitskaya negó estar conectada o trabajar para el Gobierno ruso y detalló que, durante la reunión en la Torre Trump, Donald Jr. le preguntó si tenía “registros financieros que pudieran probar que fondos usados para patrocinar al DNC (Comité Nacional Demócrata, por sus siglas en inglés) venían de fuentes inapropiadas”.

Por otro lado, la abogada sostuvo que un hombre que no conocía y cuyo nombre no ha facilitado la llamó por teléfono mientras estaba en Nueva York por trabajo para que acudiera a una reunión con la campaña de Trump.

Según la Casa Blanca, el presidente no estaba al tanto ni participó en la reunión con la abogada, de cuya celebración se enteró hace solo unos días.