‘Counterpart’, más de lo que parece

0
113

J. K. Simmons derrocha talento en esta buena serie que recrea a su manera la Guerra Fría con una historia de ciencia ficción

Counterpart es una serie de ciencia ficción donde la ciencia ficción es lo de menos (como con tantas series y películas de este género). Es un thriller de espionaje, un guiño a la Guerra Fría de Le Carré, una historia de enfrentamiento entre dos concepciones del mundo obligadas a entenderse y todo un derroche de un actor del que deberíamos de hablar más (y siempre bien):J.K. Simmons. Y eso que ganó el Oscar y el Globo de Oro en 2015 por Whiplash. Sí, un ganador del Oscar protagonizando a posteriori una serie. Ya no hay noticia en esto.

La apuesta de esta ficción —en España se ve en HBO, la producción es de la cadena Starz— no está en una grandísima historia, aunque es buena, ni en su ambientación, que, aunque nada original, recrea con una excelente gamas de grises y marrones un Berlín que recuerda a otros tiempos, ni en su planteamiento de ciencia ficción. Está en cómo lleva Simmons su trabajo (siempre acompañado por la banda sonora de Jeff Russo, autor de las partituras de Fargo, Star Trek Discovery, Legión…) a través de un buen aliño de espías, traidores, sospechas y unas gotas de drama personal.

En Counterpart , tras un misterioso suceso (por qué ocurre es lo de menos) se crea un universo paralelo con una puerta entre ambos. Ello quiere decir que todo el mundo tiene un doble, pero desde ese momento de separación la historia sigue líneas diferentes. No destripamos más, excepto que las dos versiones de su protagonista, Howard Silk (Simmons), tienen que trabajar conjuntamente. Y esa es la parte excelente: ver cómo Simmons, con menos de lo que parece, interpreta de formas diferentes al mismo personaje es una gozada. No solo por las diferencias en cómo visten, sino en la forma de hablar —véanla en versión original, háganse ese favor—, en la pose, con uno más encorvado, el otro más firme, el más buenazo va siempre con la boca abierta y el otro emana seguridad con la boca cerrada, con la mirada afilada…. un buen puñado de sutilezas interpretativas.

Counterpart es más de lo que parece y hay que dedicarle tiempo. Y si se quedan con más ganas de Simmons, tienen ya en HBO todas las temporadas de Oz…