Cuáles son los efectos del consumo excesivo de grasas en la adolescencia

0
104

Una reciente investigación parecería relacionar la ingesta excesiva de este nutriente en la adolescencia con un mayor riesgo de cáncer de mama en la edad adulta

Las mujeres que presentan una densidad mamaria abundante tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. La densidad mamaria es la cantidad de tejido fibroso y glandular de los pechos. Pero parecería ser que esto no solo está condicionado por factores genéticos sino también ambientales y se ha visto que la dieta, y más precisamente el tipo y cantidad de grasas que ingieren las adolescentes, aumenta su riesgo de padecer este tipo de cáncer de adultas.

La investigación, que fue llevada a cabo por la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore, EE.UU. señala que durante la adolescencia el tejido mamario es más sensible, pues es la etapa en la que se produce su desarrollo y cambios estructurales.

Llevar una dieta saludable y apropiada para esa edad puede entonces contribuir a reducir el riesgo de tumores, además de otras enfermedades como la obesidad, la diabetes, y las enfermedades cardiovasculares.

En el año 1988 se llevó a cabo el Estudio de Intervención Dietética en Niños (DISC). En el mismo se recabaron datos de hábitos alimentarios de 663 menores de entre 8 y 10 años, 301 de los cuales eran niñas. Los investigadores analizaron los datos de este estudio y luego midieron a través de resonancia magnética la densidad mamaria de 117 mujeres de entre 25 y 29 años que habían participado del DISC.

De los datos recabados se desprende que un consumo de grasas saturadas elevado o de grasas mono y poliinsaturadas reducido aumenta la densidad mamaria. Joanne Dorgan, co-autora del estudio, concluye: “nuestros resultados son particularmente interesantes porque la dieta durante la adolescencia se puede modificar, mientras que otros factores bien conocidos para el cáncer de mama como son la edad del inicio de la menarquia y el número y momento de los embarazos ofrecen un escaso margen de intervención”. Y aclara: “Por lo que respecta a la dieta una vez alcanzada la edad adulta, el consumo de alcohol es el único factor dietético consistentemente asociado con el riesgo de cáncer de mama”.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy

Fuente: ABC Salud