Demi Lovato sigue hospitalizada y con complicaciones

0
141

La cantante y actriz continúa ingresada en un centro de Los Ángeles una semana después de tener que ser atendida a causa de una sobredosis que puso en peligro su vida

La actriz y cantante Demi Lovato sigue hospitalizada en el hospital Cedars Sinai, en Los Ángeles, una semana después de haber sido ingresada por una sobredosis que puso en peligro su vida. La cantante todavía se encuentra “muy, muy enferma”, según informa el portal TMZ, con náuseas extremas y fiebre alta, por lo que no se sabe la fecha en la que será dada de alta.

“Ella está bajo el cuidado de médicos expertos y se espera que se recupere totalmente”, ha asegurado una fuente del hospital al portal de noticias este martes. Su familia y amigos esperan que ingrese en un centro de rehabilitación en cuanto salga del hospital para evitar nuevas recaídas que vuelvan a poner en peligro su vida, pero reconocen que no saben cómo recibirá la noticia de que su situación es más delicada de lo que incluso ella es capaz de admitir.

La policía y los bomberos acudieron a la vivienda de Lovato en Hollywood Hills pasadas las 11 de la mañana del pasado día 24 de julio atendiendo a una llamada de emergencia. Cuando llegaron a su casa, tuvieron que reanimarla con Narcan, un antídoto que revierte los efectos de algunos opiáceos como la heroína, droga que según TMZ fue la causante de su sobredosis. Aunque este extremo no se puede afirmar con total seguridad por el momento ya que la actriz se negó a contarle a los paramédicos que la atendieron cuál había sido la sustancia le provocó la sobredosis. Además según la información facilitada por fuentes policiales, cuando acudieron al domicilio de la cantante no se llegaron a incautar ningún tipo de drogas.

De confirmarse que Lovato consumió esta heroína, se sumaría a la lista de víctimas de la epidemia de opiáceos que sufre Estados Unidos. En los últimos años ha habido un intenso repunte del consumo de esta familia de sustancias –tanto drogas prohibidas como potentes fármacos–. Tan solo en 2016, 35.000 personas murieron en este país por sobredosis de heroína u otros opiáceos y en 2017, el presidente Donald Trump declaró el problema emergencia nacional.

En marzo la antigua estrella de Disney Channel celebraba sus seis años sin probar el alcohol. “Muy agradecida por otro año de alegría, salud y felicidad. Es posible”, escribió entonces en su cuenta de Twitter a sus más de 55 millones de seguidores. Durante este tiempo se dedicó a mantener una vida libre de drogas y alcohol y acudió con frecuencia a programas como Alcohólicos Anónimos (AA), además de publicitar su batalla con la intención de ayudar a otras personas que se encontraran en su misma situación. En una entrevista para la revista Billboard, la intérprete de Sorry not Sorry, llegó a reconocer que en 2016 tuvo que irse de la gala Met de Nueva York por miedo a recaer en la tentación. Ante ese temor Lovato afirmó que prefirió abandonar pronto el evento y dirigirse directamente a una sesión de Alcohólicos Anónimos,

La actriz de la película de Disney Camp Rock lleva años luchando con sus problemas con las drogas y el alcohol. La cantante reconoció que tocó fondo en 2010, a los 18 años, cuando fue ingresada por primera vez en un centro de rehabilitación. “No podía pasar una hora sin consumir cocaína”, aseguró en una entrevista para el portal Refinery 29. También confesó que estaba tan metida en la cocaína que pensó que no llegaría a los 21. En el documental Demi Lovato: Simply Complicated que se estrenó en octubre, relató el calvario que las drogas y el alcohol provocaron en su vida. “No era capaz de estar sobria. O estaba drogada o pensaba en drogas.” reveló.

A sus adicciones se suman algunos trastornos psíquicos. Hace casi un año también habló abiertamente sobre que había sido diagnosticada con un trastorno bipolar y que había sufrido bulimia. Desde entonces ha apoyado las causas relacionadas con el cuidado de la salud mental.