Día Mundial de Concienciación de Tsunamis: 58 han cobrado más de 260.000 vidas

0
40

JAPÓN.- Un terremoto de 9 grados seguido de un devastador tsunami dejó casi 16.000 fallecidos en Japón, el 11 de marzo de 2011. Foto: Archivo

En los últimos 100 años, 58 tsunamis han cobrado más de 260.000 vidas, o un promedio de 4.600 por desastre, superando a cualquier otro riesgo natural. Estas son las cifras que maneja la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la mortalidad causada por este fenómeno natural.

Según Naciones Unidas, el mayor número de muertes en ese período fue en el tsunami del océano Índico, de diciembre de 2004, que causó un estimado de 227.000 muertes en 14 países como Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia.

Estas fueron las razones por las que la Asamblea General del organismo estableció el 5 de noviembre como Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis, en diciembre de 2015.

La fecha elegida tiene su origen en la anécdota «Inamura no hi», es decir, la «quema de las gavillas de arroz». Durante un terremoto en 1854, un aldeano vio el retroceso de la marea, una señal de que se avecina un Tsunami. A expensas de sus bienes, prendió fuego a toda su cosecha para advertir a los habitantes de la aldea, que huyeran a tierras altas. Posteriormente, se construyó un terraplén y se plantaron árboles para que actúen como sistemas naturales de amortiguación frente a las fuertes olas.

La creación del Día Mundial es una idea original de Japón, que debido a su repetida y amarga experiencia a lo largo de los años ha acumulado gran experiencia en áreas tales como la alerta temprana de Tsunamis, la acción pública y reconstruir mejor después de un desastre para reducir los impactos futuros.

“Tsunami” comprende las palabras japonesas: “tsu” (puerto) y “nami” (ola), es decir que se trata de una serie de olas gigantescas creadas por un disturbio bajo el agua, por lo general asociadas con los terremotos que ocurren en el fondo o cerca del océano.

Su ocurrencia motivó la creación del sistema de alerta y mitigación de los efectos de los Tsunamis en el océano Índico, que consiste en decenas de estaciones de monitoreo sismográficos y del nivel del mar, difunde alerta a los centros nacionales de información de Tsunamis.

En Ecuador también opera un Sistema de Alerta que monitorea el comportamiento del mar y un eventual riesgo de Tsunami. La Secretaría de Gestión de Riesgos y el Instituto Oceonográfico de la Armada (Inocar) son las entidades encargadas de este sistema. Revise cómo opera y algunas recomendaciones en caso de presentarse un evento de esta naturaleza: