El despliegue de tropas llega a la frontera entre California y México

0
30

El despliegue inicial de las tropas de la Guardia Nacional de California ha llegado a la frontera internacional y pronto comenzarán a respaldar a los agentes del orden público federal.

Frente a 51 soldados durante una conferencia de prensa el lunes por la mañana, Gloria Chávez -la nueva jefa de la Patrulla Fronteriza en el sector El Centro- dijo que los soldados desarmados de la Guardia servirían en papeles de apoyo y no se les pedirá que arresten a ningún sospechoso, ‘mulas’ de drogas o inmigrantes que cruzan la frontera ilegalmente.

“Ayudarán detrás de escena para que nuestros agentes puedan llegar al frente y desempeñar la seguridad fronteriza que les corresponde”, dijo.

Chávez dijo que se espera que la sede de la Guardia Nacional de California en Sacramento envíe 22 aviadores y soldados adicionales a su sector antes de que el despliegue termine a fines de septiembre. La ola inicial de tropas está siendo entrenada para orientarlas a las operaciones a lo largo de la frontera internacional.

“Van a estar trabajando con cámaras”, dijo. “Trabajarán en oficinas, realizarán análisis de inteligencia. También nos ayudarán con la infraestructura vial en lo que respecta al desmonte de vegetación y en el mantenimiento de carreteras, pero no llevarán a cabo tareas de seguridad fronteriza”.

El sector El Centro se extiende por 71 millas a lo largo de la frontera desde las montañas de Jacumba en el oeste, hasta las dunas de arena del Valle Imperial en el este e incluye las ciudades de El Centro, Calexico, Brawley Indio y Riverside.

En el año presupuestario que finalizó el 30 de septiembre, los agentes de El Centro detuvieron a 18,633 inmigrantes que trataban de ingresar ilegalmente a EE. UU. e internaron 5,554 libras de marihuana, 483 libras de cocaína y 1,526 libras de metanfetaminas. También reportaron 21 agresiones contra el personal de la Patrulla Fronteriza.

Cerca de 900 agentes detienen a un promedio de unos 80 inmigrantes no autorizados por día, dijo Chávez.

Después de un altercado con el presidente Trump sobre cómo se usaría personal de la Guardia Nacional a lo largo de la frontera, el gobernador Jerry Brown estableció un límite de 400 tropas para reforzar la seguridad fronteriza, atacar a bandas criminales, traficantes de personas y contrabandistas de armas y drogas en todo el estado.

Antes de la llegada de las tropas a El Centro, la Guardia tenía 250 efectivos que colaboraban con los esfuerzos transnacionales antinarcóticos en todo el estado, 55 de ellos a lo largo de la frontera con México.