El presidente Trump elimina DACA. ¿Y ahora qué?

0
49

La decisión del presidente Donald Trump de poner fin a DACA — un programa que protege de la deportación a los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños — ha generado incertidumbre en la comunidad inmigrante.

El gobierno informó el martes que no aceptará más solicitudes de protección bajo el DACA a partir de la fecha y que el programa ha llegado a su fin. Pero las solicitudes recibidas por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración, que administra el programa, serán procesadas normalmente. Aquellas personas cuyo estatus bajo el DACA expire entre el 5 de septiembre del 2017 y el 5 de marzo del 2018, tienen hasta el 5 de octubre para solicitar su renovación.

El anuncio viene con seis meses de suspensión de la deportación para unos 800,000 beneficiarios del programa, incluyendo unos 50,000 de ellos en la Florida. Además de protegerlos contra la deportación, DACA permitió que los beneficiarios obtuvieran un permiso de trabajo y en muchos estados, como Florida, también una licencia de conducir.

Activistas a favor de los inmigrantes y abogados de inmigración han dicho que tomará tiempo entender del todo el impacto de finalizar el programa. Mientras algunos abogados sugieren a los beneficiarios no asustarse, organizaciones que abogan por los indocumentados les aconsejan tomar precauciones y entender sus derechos.

“DACA siempre fue temporal. Recordemos lo que significa — Acción Diferida para las Llegados en la Infancia. No es realmente un estatus migratorio, es sólo una promesa de no deportarte. No existía antes de 2012”, dijo Randy McGrorty, director ejecutivo de la Oficina de Servicios Jurídicos Católicos de la Arquidiócesis de Miami. “Sabíamos que iba a terminar algún día. Hemos enfrentado esta situación antes”.

Sin embargo, la medida ayudó a cientos de miles de jóvenes a ir a la universidad, incorporarse al campo laboral, ejercer sus carreras y comprar y conducir autos. Estos son algunos pasos que pueden tomar e información que deben saber ahora que podrían perder esos privilegios.

▪ Puedes seguir empleado hasta que expire tu permiso de trabajo

“Tienes derecho a trabajar legalmente hasta la fecha de expiración que está en tu permiso de trabajo”, dijo Susana Flores de la agencia 4RCE Initiatives.

“Tu empleador no tiene el derecho de despedirte, ponerte en licencia, o cambiar tu estado de trabajo hasta después de tu permiso de trabajo haya vencido. Si tu fecha de vencimiento está cerca, tu empleador puede preguntarte por un permiso de trabajo actualizado, pero no puede tomar ninguna acción contra ti hasta después de que haya vencido”, explicó Flores.

▪ Consulta a un abogado

“Esto suena realmente egoísta”, dijo la abogada de inmigración Atara Eig. “Pero es la verdad- consulte a un abogado de inmigración. No un notario, no un paralegal, y no un abogado que no se especialice en la inmigración”.

“La mayoría de los abogados de inmigración ofrecen una tarifa fija por la primera consulta, de $ 100 a $ 350, y repasarán tu historial de inmigración contigo, para ver qué otras vías además de DACA podrías explorar. Vale la pena”.

Algunas organizaciones, como la Oficina de Servicios Jurídicos Católicos (Catholic Legal Services), pueden ofrecer un precio más barato, o incluso consultas gratis, para las personas que califiquen debido a su situación financiera. También la Coalición de Inmigrantes de la Florida (FLIC) ofrece información sobre servicios legales para inmigrantes indocumentados, llamando al 1-888-600-5762.

▪ Podría calificar para otro tipo de protección migratoria

“Estudios académicos demuestran que uno de cada seis personas con problemas de inmigración tienen una vía, bajo las leyes actuales, de regularizar su estatus”, dijo McGrorty. “Pero muchos de ellos no lo saben”.

La situación de algunos beneficiarios de DACA podría haber cambiado desde que obtuvieron la protección: quizás te casaste con un ciudadano americano, o tu madre o padre se convirtió en ciudadano. Tal vez eres de un país que está inmerso en una crisis política y con altos niveles de violencia, como Venezuela, y podrías calificar para un asilo, dijeron los abogados.

Y también es posible que la ley haya cambiado, abriendo una posibilidad de otras protecciones de la deportación. “Hay realmente un montón de cosas poco conocidas en la ley ahora”, dijo McGrorty. “Si usted ha sido víctima de violencia doméstica por un ciudadano estadounidense, eso podría darle una salida… Hay algo conocido como una visa U para las víctimas de delitos que ayudan a la policía a investigar y enjuiciar”.

En la página web del Administrative Relief Resource Center puede encontrar más información sobre protecciones de la deportación: www.adminrelief.org.