El secreto de la leche materna

0
141

Aún al día de hoy su composición exacta continúa siendo un misterio que no se ha podido develar. Esto es lo que la hace única e inimitable

Con el propósito de conocer más acerca de su composición, expertos del Instituto de Fisiología de la Universidad de Zurich, en Suiza, descubrieron que la leche materna es hasta más compleja que la del resto de los mamíferos. Y tal es su complejidad que se sabe que contiene más de 200 moléculas de azúcar distintas, una cantidad mucho mayor que la que contienen la leche de vaca o de ratón.

La revisión, que fue publicada en la revista Trends in Biochemical Sciences, señala que “los bebés nacen estériles de bacterias en sus intestinos. Sin embargo, a los pocos días, cuentan con millones de ellas y a la semana, con miles de millones, y todo gracias precisamente, a los azúcares que provienen la leche de la madre”. “La primera leche materna se encarga de favorecer la colonización del intestino por grupos específicos de bacterias”.

La leche conocida como calostro, característica de las primeras horas y los 3 a 4 primeros días de vida es rica en azúcares, cada uno de los cuales se cree que tiene un rol fundamental en el establecimiento de la flora microbiana del intestino del recién nacido. Esta leche también es rica en proteínas, vitaminas liposolubles, caroteno (que le da su color característico), linfocitos y macrófagos que le confieren protección contra los gérmenes del medio ambiente.

La composición de la leche materna es variable y se modifica con el tiempo e incluso en el correr del día y en la propia mamada. Es por eso que resulta tan compleja de estudiar. Lo que es seguro es que su fórmula mágica contribuye a la construcción del sistema inmunológico del ser que acaba de nacer. Al mes de vida aproximadamente la leche se enriquece de componentes grasos y otros nutrientes que ayudan a su crecimiento.

Los beneficios que la leche materna confiere son inigualables. Algunos de estos son la reducción de la mortalidad infantil, enfermedades infecciosas, alergias, diabetes, y en el caso de la madre, la reducción del riesgo de cáncer de mama y de ovario, de diabetes y de depresión post parto. Tanto es así que una investigación publicada a principios del año 2016, concluye que aumentar la lactancia materna podría prevenir cada año y en todo el mundo más de 800.000 muertes infantiles y hasta 20.000 fallecimientos por cáncer de mama.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy

Fuente: El Mundo