El temporal de nieve azota con dureza en Reino Unido

0
218

Dos personas caminan en la nieve este jueves 1 de marzo en Balloch (Escocia). JEFF J MITCHELL GETTY IMAGES

La ola de frío que azota el país por tercer día consecutivo ha causado graves alteraciones en las infraestructuras

El temporal de nieve que azota Reino Unido, por tercer día consecutivo, ha causado graves alteraciones en las infraestructuras de todo el territorio y ha provocado que se active insólitamente por segunda vez la alerta roja, esta vez en el suroeste del país, que significa “riesgo para la vida”.

Más de 300 vuelos han sido cancelados en los aeropuertos de Londres, y otros 129 y 105 en los aeropuertos escoceses de Edimburgo y Glasgow, respectivamente. También ha habido vuelos cancelados en otros aeropuertos del país.

El fuerte temporal de frío y nieve proveniente de Siberia, bautizado como “La bestia del este”, ha dejado a centenares de personas varadas en una autopista escocesa, donde muchos viajeros se han visto obligados a pasar la noche en el interior de sus vehículos. Cientos de escuelas han permanecido cerradas este jueves en todo el país.

En Lincolnshire, en el este del país, se ha movilizado al Ejército al verse la policía sobrepasada por el aluvión de llamadas de emergencia. National Grid, proveedora de gas y electricidad, ha advertido de que puede haber escasez de gas para abastecer la demanda del país, debido al desplome de las temperaturas y a los cortes en las importaciones. El Gobierno ha asegurado que la falta de abastecimiento no afectará a los hogares, pero los expertos señalan que hay una alta probabilidad de que los consumidores industriales puedan sufrir cortes en el suministro.

El servicio de ferrocarriles también se ha visto afectado por las bajas temperaturas y las nevadas. Una veintena de operadores están ofreciendo un servicio reducido en sus líneas. La estación de Paddington, en Londres, ha permanecido cerrada durante tres horas. También han cerrado medio centenar de estaciones en Kent. La red de metro de la capital ha sufrido importantes retrasos.

El servicio meteorológico anuncia que la ola de frío, que ha hecho rebasar los diez grados bajo cero en diversos puntos del país, podría aún extenderse durante toda la semana que viene.

El temporal está afectando con dureza también a Irlanda. En Dublín se han cancelado todos los vuelos, y han cerrado las escuelas, universidades y multitud de comercios y centros de trabajo, informa EFE.