A Emma Watson le ‘estorbó’ ser sexy

0
52

Es hermosa, inteligente y se encuentra en medio de la polémica; y es que Emma Watson apareció la semana pasada en la portada de la revista “Vanity Fair”, en una imagen donde mostró parte de su anatomía, pues posó “topless”. La imagen sorprendió porque la británica no se caracteriza por aparecer en fotografías sensuales ni con poca ropa.

En redes sociales fue criticada por considerar que con esa imagen estaba fallando al discurso feminista que ha promovido. Emma es embajadora de buena voluntad de la ONU, donde puso en marcha el programa “HeforShe”, que lucha por la igualdad de género y tiene un programa de becas.

Ante la polémica generada por su foto, la también modelo explicó: “El feminismo es acerca de darles oportunidad a las mujeres. El feminismo no es un palo para golpear a otras mujeres. Es acerca de la libertad, la liberación. Es acerca de la igualdad”.

“Realmente no sé qué tienen que ver mis senos con esto. Es muy confuso. Estoy confundida. Mucha gente está confundida”, expresó.

Las declaraciones las ofreció en medio de la gira de promoción de la cinta “La bella y la bestia”, en la cual comparte créditos con Dan Stevens, quien durante una rueda de prensa le preguntó por qué la criticaban, a lo que Emma respondió: “Estaban diciendo que no puedo ser feminista… y tener senos”.

Se concentra en lo importante

Independientemente de la controversia causada por su participación en la revista “Vanity Fair”, Emma comenta que  “Bella” —papel que ella interpreta— es la primera muestra del feminismo hecho animación, la primera princesa segura e inteligente capaz de rechazar los avances del galán no deseado.

Señaló que dicho personaje la inspiró desde niña a querer más, “a no quedarme en lo que se esperaba de mí. Me enseñó a saber quién soy y quién puedo ser. Fue un personaje que siempre resonó en mi cabeza y que estoy segura de que ha hecho de mí la persona en la que me he convertido”.

Dijo no a Cenicienta

Ofrecerle el rol de “Bella” no fue el primer acercamiento de Disney con Watson, pues ya había dicho “no” a dar vida a “Cenicienta”, en su reciente adaptación en imagen real. ¿La razón? No le gusta el cuento y no le agrada ser la princesa que se queda a la espera de ser rescatada por su príncipe “azul”.

Con información de Agencias y El País

Labor altruista

Watson sin duda es referente de la cultura pop, gracias a su participación en la saga de “Harry Potter”, la cual la llevó a acumular una fortuna de 70 millones de euros.

Sin embargo, ser una joven millonaria a los 26 años no le ha impedido mirar por los demás, y es que su campaña en la ONU HeforShe en defensa de la igualdad de géneros, la ha colocado como una de las figuras feministas mediáticas más importantes. Y su labor no termina ahí, pues también dirige un grupo de lectura gratuito y feminista, que va dejando libros con notas personales para que sean hallados en las estaciones de metro de Londres o de Nueva York. Aunado a lo anterior, lanzó las becas Emma Watson, que puso en marcha con el foro global para la juventud One Young World. De hecho, la actriz ya seleccionó a sus nueve becarias, entre ellas jóvenes de Jordania, Angola y Albania para que éstas puedan continuar con sus estudios.