Historias de abuso sexual de exjugador sacude el fútbol inglés

0
544
Después de la Iglesia Católica, la Policía, ahora el fútbol inglés enfrenta acusaciones de abuso sexual. Se trata de Andrew Woodward, quien confesó que un reclutador conocido de Inglaterra se aprovechó de su situación y deseos de jugar.
El coach es Barry Bennell, entrenador de las juveniles del norte de Inglaterra y quien en 1984 le dijo a los padres de Woodward que podía “hacerlo famoso”. Incluso le prometió entrenar en el Crewe Alexandra, un club profesional y claro compartir con él los fines de semana “para mejorar sus habilidades”.
El diario The New York Times, recoge el testimonio de Woodward y dice que la primera vez Bennell le regaló una pelota.
Luego le pidió que fuera a la cama con él y que jueguen una dinámica llamada “sígueme”, en el cual se turnaban para tocarse.
Más tarde empezaron las violaciones que duraron 4 años. En alguna ocasión fue con un niño acostado arriba en un litera.
El jugador no dijo nada hasta 1998 y cuando la policía acusó formalmente al entrenador. Woodward fue testigo en el caso, y el coach fue a prisión por 9 años.
Lo cierto es que sobre Bennell pesan cargos de violar a 6 niños.
El testimonio de Bennell ha ayudado a que otros 20 exjugadores cuenten sus historias de violaciones y abusos. Se han abierto a 83 sospechosos en casos que abarcan 350 presuntas víctimas y 98 clubes. Hay equipos desde el nivel amateur y la Liga Premier.