Islas Galápagos, entre sitios naturales amenazados por cambio climático

0
23

BONN, Alemania.- La UICN publicó el listado de las zonas naturales en peligro por el efecto invernadero, entre ellas se incluye a las Islas Galápagos. Foto: Archivo.

Fuente: AFP

El cambio climático ha duplicado el número de sitios naturales patrimonio de la Humanidad que están amenazados de desaparición, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que reclamó el lunes 13 de noviembre de 2017 medidas “urgentes”.

Entre 70 sitios que “preocupan seriamente” están las Islas Galápagos ecuatorianas, considerada una de las zonas más biodiversas del planeta. También el Machu Pichu peruano, el lago Baikal ruso, la Gran Barrera de coral australiana forman parte de ese grupo.

De los 241 sitios naturales clasificados en el Patrimonio Mundial de la Unesco, 62 están ahora “amenazados por el cambio climático” en comparación con 35 en 2014 (de 228), año en que se divulgó el precedente informe “Horizonte del patrimonio mundial” realizado por la UICN.

“Este informe envía un mensaje claro para los delegados reunidos en Bonn (con motivo de la 23ª conferencia de la ONU sobre el clima): el cambio climático actúa rápidamente y afecta a los tesoros más preciados de nuestro planeta” comentó el director general del UICN, Inger Andersen, en un comunicado.

“La amplitud y el ritmo con los que se degrada nuestro patrimonio natural subraya la necesidad de acciones y compromisos nacionales urgentes y ambiciosos para aplicar los Acuerdos de París”, añadió.

Desde la Gran Barrera de Australia a las costas de Belice, pasando por las Seychelles o el atolón de Aldabra, todos los arrecifes de coral repertoriados por la Unesco se ven afectados por el aumento de temperatura del mar, que provoca su blanqueamiento.

Al otro extremo del arco medioambiental se hallan los glaciares del parque nacional de Kilimanjaro, en Tanzania, o la región de Jungfrau-Aletsch, en los Alpes suizos.

Pero el cambio climático también afecta a las zonas húmedas, a los deltas, o a los ecosistemas vulnerables ante los incendios, según el informe, que estima que ese recalentamiento del planeta supone un “riesgo potencial” para unos 55 sitios en esas categorías.

– 17 sitios en ‘situación crítica’ –

Pero los administradores de esos sitios se ven a veces desamparados ante un “nuevo tipo de amenaza” que está “por todas partes, pero que es bastante invisible”, señaló Peter Shadie, del programa Patrimonio Mundial de la UICN.

Esos sitios juegan un papel “crucial para las economías y los medios de subsistencia locales” y su “destrucción puede tener consecuencias devastadoras que van más allá de su belleza excepcional y de su valor natural” destacó Tim Badman, director de dicho programa del UICN.

“En el parque nacional Huascarán de Perú, por ejemplo, el deshielo de los glaciares impactó en el suministro de agua y contamina el agua y la tierra con los metales pesados que antes estaban prisioneros en el hielo” explicó.

Aunque el cambio climático es “la amenaza que aumenta más rápidamente”, llega en segundo lugar, por detrás de las especies invasivas.

El turismo, el desarrollo de infraestructuras (carreteras, presas, minas) la caza, la contaminación o la eficacia de la gestión de los sitios también tiene un impacto en la conservación.

Teniendo en cuenta la suma de todos esos factores, la UICN clasifica 17 sitios (7%) en situación “crítica”, como la reserva de la biosfera de la mariposa monarca en México o el parque natural de los Everglades en Estados Unidos. Doce se hallan en África, como el lago Turkana en Kenia o el parque Virunga en República Democrática del Congo.

En doce sitios la situación se ha degradado, como en el bosque polaco de Bialowieza, y en otros 14 ha mejorado, como en el parque Comoé de Costa de Marfil, donde ha podido restablecerse las poblaciones de elefantes y chimpancés.