Japonés se acerca al récord del uruguayo Carmona

0
30

El ídolo nipón Kazu Miura renovó contrato a los 51 años; mientras que el uruguayo sigue activo a los 55

El delantero japonés Kazuyoshi Miura, uno de los futbolistas activos de mayor edad del mundo, ha renovado una temporada más en su equipo, Yokohama FC, a poco más de un mes de cumplir 51 años, anunció este jueves el club en un comunicado.

El veterano futbolista, apodado “King Kazu”, se mostró satisfecho de haber podido extender su contrato “sin problemas” y convencido de poder seguir dando lo mejor de sí “sin importar el momento y seguir creciendo” en este deporte, en un mensaje difundido con motivo del hito que lo llevará a la temporada 33 de su carrera.

El club japonés anunció la renovación del jugador a las 11.11 hora japonesa en un guiño al futbolista, que viste el dorsal número 11, según destacaron los medios locales.

Kazu Miura

Miura se unió a Yokohama FC de la Segunda división japonesa en 2005 y se convirtió en marzo del año pasado en el profesional más mayor en aparecer en un partido profesional a la edad de 50 años y siete días, superando el récord del británico Stanley Matthews.

Carmona, el récord uruguayo
El delantero nipón, que cumplirá 51 años el 26 de febrero, no ha logrado todavía igualar el Guinness del media-punta uruguayo Robert Carmona, que a sus 55 años milita en el club italiano Audax Orione.

El uruguayo Carmona tiene el récord Guinness del futbolista con más año en actividad

Natural de la prefectura de Shizuoka, Miura comenzó su carrera en los años ochenta en Brasil (militó en Santos, Palmeiras y Coritiba), donde viajó con 15 años para convertirse en profesional.

Al regresar a Japón, Miura se convirtió en el principal goleador nacional de la recién instaurada J.League con Verdy Kawasaki, equipo en el que logró 100 goles a lo largo de ocho temporadas.

“King Kazu” fue el primer japonés en jugar en Italia (estuvo en el Génova) y también disputó una temporada en el Sydney australiano y otra en el Dinamo de Zagreb croata.

También fue la gran estrella de la selección nipona en los años noventa aunque, ya con 31 años, fue excluido en el último momento de la lista de 22 jugadores que fueron seleccionados para el Mundial de Francia en 1998, el primero que disputó Japón en su historia.