Juez de Miami niega libertad a expresidente de Panamá Ricardo Martinelli

0
47

El expresidente está acusado de corrupción y de espiar a adversarios políticos en Panamá. Foto: Archivo / La Estrella

Fuente: AP

Un juez federal de Miami ordenó el martes 13 de junio de 2017 que el expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, permanezca detenido en confinamiento solitario tras informarle que fue arrestado debido a una orden de extradición emitida por su país.

“El pedido de libertad bajo fianza será denegado en este momento”, manifestó el magistrado Edwin Torres al finalizar una breve audiencia judicial en un tribunal federal del centro de Miami.

Fue la primera audiencia de Martinelli tras su arresto el lunes en las cercanías de su casa de la vecina ciudad de Coral Gables. El expresidente está acusado de corrupción y de espiar a adversarios políticos en Panamá.

Martinelli, que vive en el sur de la Florida desde hace más de dos años, permaneció de pie al lado de su abogado durante la audiencia, con esposas que estaban sujetas a una cadena que rodeaba su cintura y grilletes en los pies. Vestía traje beige de camisola y pantalón de presidiario. Lucía tranquilo, con cabello y barba canosa. No había familiares en la sala, pero sí estaban su abogado panameño Sidney Sitton y Lorenzo Palomares, un defensor de Miami contratado por su esposa, Marta Linares de Martinelli.

Minutos antes de que el juez informara su decisión, el abogado de Martinelli en Estados Unidos, Marcos Jiménez, le explicó que su cliente no estaba bien de salud y que en lugar de permanecer aislado prefería que fuera trasladado junto al resto de los presos. Dijo asimismo que las acusaciones que Martinelli enfrenta en Panamá han sido impulsadas por sus opositores políticos, y el pedido de detención alentado después de que el expresidente anunció semanas atrás su intención de volver a postularse en las elecciones de 2019.

“Ha vivido dos años y medio en la Florida, ha presentado un pedido de asilo político… el gobierno sabía todo el tiempo donde él estaba”, expresó Jiménez, y le dijo al juez que aspiraba a obtener su libertad bajo fianza.

Torres accedió a ofrecerle la atención médica que pudiera necesitar, pero dijo que debía permanecer aislado hasta su próxima audiencia de libertad condicional, el 20 de junio. En esa oportunidad los abogados le explicarán al juez por qué aspiran a obtener su libertad bajo fianza.

LEA TAMBIÉN: Expectativa por audiencia de expresidente Martinelli tras arresto en Miami

Martinelli, quien se desempeñó como presidente de 2009 a 2014, ha negado haber violado la ley y asevera que el caso es una persecución política de su sucesor, Juan Carlos Varela.

En febrero, los fiscales en Panamá informaron que pidieron ayuda internacional para detener a dos de sus hijos en relación a una presunta asociación ilícita para lavar dinero de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Panamá solicitó la extradición de Martinelli, de 65 años, en septiembre a pedido de la Corte Suprema de Justicia para que enfrentase acusaciones de presunto espionaje contra más de un centenar de personas, entre opositores, líderes sindicales, empresarios y periodistas críticos. Además de los cargos por violación a la intimidad, también se le señala por peculado debido a la pérdida de los equipos con los cuales habría interceptado teléfonos y correos electrónicos.

Tras escuchar a Jiménez, el juez Torres le advirtió que “los pedidos de libertad bajo fianza en casos de extradición son muy difíciles”, aunque escuchará sus fundamentos en la próxima audiencia. El abogado le respondió que existen antecedentes en los que se ha concedido la libertad y citó como ejemplo el caso del exministro colombiano Andrés Felipe Arias Leiva, quien obtuvo su libertad condicional en noviembre de 2016, tras haber sido negada en una primera instancia.

Algunos querellantes en el caso expresaron que Martinelli no tenía necesidad de esperar un proceso de extradición en Estados Unidos y que debió terminar su autoexilio para que enfrentase a la justicia.

“No era necesario que se pasara la vergüenza de hoy”, dijo la opositora y una de las presuntas víctimas del espionaje, Balbina Herrera, en alusión a la presencia del exmandatario esposado durante la audiencia. “Este es un precedente que debe tomar en cuenta la clase política panameña. No importa cuánto dinero tengas, cuánto poder tengas… no puedes abusar de los derechos humanos de la gente”.

Pero su abogado panameño, Sitton, dijo al salir del tribunal que no se ha presentado ante la justicia de su país porque no confía en ella.

Martinelli enfrenta otros casos por presunta corrupción. Decenas de simpatizantes del magnate de los supermercados realizaron por la tarde una manifestación en su apoyo frente a la sede de su partido en esta capital.