Kim Jong-un aprovecha desfile militar para provocar a EEUU

0
401

Mostró misiles balísticos y dijo que su país es una potencia

En un gesto de provocación hacia las principales potencias, en particular Estados Unidos, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, dio este jueves una nueva muestra de su osadía al mostrar sin empacho los misiles balísticos intercontinentales con que cuenta su país durante un desfile militar.

El desfile, realizado en Pionyang, tuvo como finalidad celebrar el 70º aniversario del ejército.

Kim Jong Un, su esposa Ri Sol Ju y el jefe de Estado Kim Yong Nam –que dirigirá la delegación norcoreana enviada a los Juegos Olímpicos en Corea del Sur este viernes, presidían la tribuna, en medio de fuegos artificiales.

Además de regimientos enteros de soldados, participaron del desfile camiones, artillería, tanques y misiles gigantes.

A diferencia del último desfile militar realizado en abril 2017, la televisión oficial no transmitió en directo el acontecimiento, y esta vez difundió imágenes horas después de evento.

“Nos hemos vuelto capaces de mostrar al mundo nuestra estatura de potencia militar de clase mundial”, desafió el dirigente norcoreano. El ejército tiene que estar preparado para impedir que los invasores violen la soberanía del Norte, “incluso en un 0,001 mm”, agregó.

“Larga vida”, gritaron los militares allí reunidos. Al ver a su líder supremo, algunos de ellos no pudieron contener las lágrimas.

La exhibición se produjo casi al mismo tiempo que Estados Unidos anunció la aplicación de nuevas sanciones contra el régimen de Pionyang.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso múltiples sanciones a Pionyang por sus programas nuclear y balístico.

El año pasado, Corea del Norte lanzó misiles balísticos intercontinentales capaces de alcanzar el territorio continental de Estados Unidos, y realizó un sexto ensayo nuclear, el más potente hasta la fecha.

Según distintos analistas, Corea del Norte pretende normalizar su estatuto de “Estado nuclear de facto” con su nueva estrategia.

Para ellos, el país busca tal vez obtener una reducción de las sanciones internacionales contra su régimen y crear una división en la relación entre EEUU y Corea del Sur, antiguos aliados.

Sorpresa
El despliegue militar expuesto en el desfile, con los misiles incluidos, causó sorpresa en la comunidad internacional luego de un aparente cambio diplomático iniciado en enero por el régimen norcoreano, que aprovechó los Juegos Olímpicos de Invierno, que comienzan hoy, para tender la mano a su vecino.

De hecho, King Jong- un envió a su hermana, Kim Yo Jong, como parte de la delegación a esa competencia deportiva, en el primer viaje de un miembro del gobierno a ese país en los últimos 40 años.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, anunció que se reunirá con delegación de Pionyang este sábado, informó la presidencia en Seúl.

Según la agencia surcoreana Yonhap, es altamente probable que Kim Yo Jong transmita al presidente surcoreano un mensaje de su hermano.

Sin intención de reunirse con Pence
Un alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte afirmó que su gobierno no tiene “ninguna intención” de reunirse con autoridades estadounidenses durante su visita a Corea Sur”, según la agencia de noticias KCNA.

“Nunca hemos rogado un diálogo con Estados Unidos y nunca lo haremos”, indicó el funcionario.

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, asistirá este viernes a la inauguración de los Juegos.

Fuente: Agencias