La bicampeona olímpica Kristina Vogel, tras quedar paralítica: “Quiero regresar a la vida”

0
125

La alemana ofrece su primera rueda de prensa tras confesar hace una semana que no volverá a andar

La alemana Kristina Vogel, dos veces campeona olímpica de ciclismo en pista, ha expresado su deseo de “regresar a la vida” en su primera rueda de prensa tras el accidente grave que sufrió el 26 de junio pasado y que la ha dejado parapléjica. “Quiero regresar a la vida y renunciar a mucha ayuda”, ha dicho la deportista, que aspira, además, a transmitir a otros su “energía positiva”. Ha calificado su estado tras el accidente de “cambio radical” en su vida y ha señalado con sorprendente fortaleza que “las cosas son como son”.

Vogel ha explicado que le gusta compararse con un bebé, que tiene que aprenderlo todo, y ha asegurado que tras casi tres meses en el hospital se siente “más en forma” y con el deseo de moverse y salir. Han sido semanas “muy duras”, ha dicho, en las que ha llegado a odiar la palabra “paciencia” que oía una y otra vez de boca de sus enfermeras. El hecho de asumir enseguida que su situación no iba a mejorar la ayudó tras despertar del coma.

Por otra parte, ha explicado que desde esta semana puede volver a hacer deporte, “naturalmente condicionado” al dolor que pueda sentir y sin hacer sobresfuerzos, y ya ayer entrenó con la silla de ruedas. “Estoy contenta con que por fin esto empiece”, ha agregado.

Respecto al accidente, en el que Vogel, de 27 años, chocó violentamente contra otro ciclista que se encontraba en la misma pista por la que ella rodaba a toda velocidad, la deportista ha dicho estar feliz de no saber cómo ocurrió, aunque, ha añadido, las circunstancias deberán ser esclarecidas. El que colisionó no se ha puesto en contacto con ella, aunque no culpa a nadie de lo ocurrido. Está previsto que la rehabilitación en el hospital de Berlín-Marzahn se prolongue hasta Navidad.

En una entrevista la semana pasada al semanario Der Spiegel, Vogel reconocía por primera vez que no volverá a caminar. “Es una mierda, no puedo decirlo de otra forma. Haga lo que haga, sé que no volveré a caminar”, dijo.

En las semanas y meses tras el accidente el entorno de Vogel decretó una absoluta discreción informativa y solo su familia tenía claridad sobre el alcance del accidente, algo que hoy la deportista agradeció.