Lejos de arrestar a un jovencito, un policía ofreció una alternativa

0
87

‘No tuvimos más remedio que llamar a la Policía’, dijo el gerente de operaciones de X-Sport, Justin Pritchett. (Mike Isaacs / Pioneer Press)

SKOKIE — Un adolescente de Chicago a quien le habían advertido en repetidas ocasiones que dejara de entrar a escondidas a una cancha de baloncesto en un gimnasio de Skokie, enfrentó a un oficial de policía, a quien lejos de arrestarlo por allanamiento de morada se le ocurrió una alternativa.

A finales de agosto los empleados de X-Sport Fitness, cumplieron la amenaza de llamar a la Policía si volvían a encontrar al jovencito en la cancha de baloncesto.

“No tuvimos más remedio que llamar a la Policía”, dijo el gerente de operaciones de X-Sport, Justin Pritchett.

El gerente contó que solo un día después de ser advertido, el chico, que vive justo en la frontera entre Skokie y Chicago, trató de colarse una vez más.

Hacer algo bueno puede ser contagioso. Lo veo todo el tiempo.
— Mario Valenti, oficial de policía

Pritchett dijo que el adolescente, de alrededor de unos 15 años, pasó repetidas veces frente a la recepción en su intento de meterse al área de las canchas. En un momento dado, dijo, el jovencito se escondió en un baño para tratar de eludir a los empleados del gimnasio y poder jugar baloncesto con amigos.

“(El muchacho) tenía una membresía, pero su madre ya no pudo pagarla más y expiró”, dijo Pritchett.

El oficial de policía de Skokie, Mario Valenti, respondió a la llamada del gimnasio ese día de agosto. Lo que ocurrió luego sorprendió a todos, relató Pritchett.

Valenti ofreció pagar $150 de su propio bolsillo, y le preguntó a los empleados del gimnasio cuánto tiempo de membresía podía comprar con ese monto.

La respuesta fue de tres a cuatro meses, acto seguido Pritchett llamó a la oficina corporativa para informar sobre la situación, contó.

Según Pritchett, la empresa estaba tan entusiasmada con lo que estaba haciendo el oficial que hizo su propia oferta: los $150 se destinarían a una membresía de dos años con un valor total de $718 y X-Sport Fitness se haría cargo del resto del costo.

“Después de que hicimos una verificación de antecedentes y descubrimos que (el joven) no había tenido ningún otro problema, todo estuvo listo”, agregó.

Valenti y Pritchett dijeron que más tarde se enteraron de que el jovencito, que asiste a una escuela en Chicago, es un aspirante a la NBA, un hábil jugador que había recibido atención nacional por sus logros en la cancha.

Valenti dijo que es inusual que él pague por algo relacionado a un caso, pero que sin embargo, los agentes de policía realizan buenas acciones todos los días sin que el público necesariamente lo sepa.

“Al final del día, no se trata de recibir gratitud”, dijo Valenti. “La mayoría de nosotros tomamos este trabajo para ayudar a la gente, no para lastimarlos. El trabajo puede ser negativo. En su mayor parte el trabajo consiste en tratar con personas buenas que tienen un día muy malo, por lo que no se ve el lado bueno de las personas”.

Valenti dijo que el adolescente estaba especialmente agradecido después de que inicialmente no tenía una percepción positiva de la Policía. Esto hizo que el muchacho reconsiderara su visión de la Policía en general, todo fue resultado de la forma en que se abordó la situación, dijo el oficial de policía.

Valenti comentó que durante más de dos décadas en la fuerza policiaca, siempre recuerda a la Policía tratando de ayudar a las personas necesitadas.

El oficial recordó que a principio de su carrera, vio la minivan de un rabino estacionada en el lado equivocado de la calle durante una tormenta de nieve. Lejos de multarlo, Valenti dijo que le pidió las llaves del vehículo, raspó como una pulgada de hielo del vehículo y lo movió al otro lado de la calle.

“No es la gran cosa, pero eso pasa todo el tiempo con los oficiales”, dijo. “No soy solo yo. Somos todos”.

En el caso del jovencito que se metía a la cancha a escondidas, Valenti dijo que había muchas razones para hacer algo bueno por él.

“Prefiero que juegue a que esté en la calle y posiblemente se meta en problemas”, mencionó.

La oferta de X-Sport añadida a su propio gesto de generosidad es un ejemplo de que “hacer algo bueno puede ser contagioso”, dijo Valenti. “Lo veo todo el tiempo.

“Un portavoz del Departamento de Policía de Skokie dijo que es importante que el público vea todo lo que hace la Policía.

“Las historias buenas no salen”, dijo el oficial Eric Swaback. “La gente no siempre las conoce”.

—Pioneer Press