Lo que faltaba: ahora los fidget spinners también están explotando

0
157

Durante los últimos meses los fidget spinners se han convertido en el juguete de moda para todas las edades. Niños, adultos, ancianos… en todas partes puedes encontrarte con personas dándole vueltas al juguetito este (y comienza a ser molesto). Si te gustan, tenemos malas noticias: algunos están explotando.

En algún momento del año a alguien se le ocurrió intentar hacer más interesantes estos juguetitos giratorios añadiendo nada menos que altavoces Bluetooth. Sí, por alguna razón alguien creyó que era buena idea poder conectar tu smartphone o tablet al fidget spinner mediante Bluetooth para escuchar música a través de altavoces mínimos que se encuentran dentro del juguete.

Cualquier dispositivo que funcione mediante Bluetooth necesita una batería que le de energía, y aquí se encuentra el principal fallo de estos dispositivos. Dos personas en los Estados Unidos se han encontrado con que sus fidget spinners–altavoces han explotado y se han incendiado al estar conectados al enchufe para cargar sus baterías. En ambos casos las consecuencias podrían haber sido catastróficas, de no haber sido apagados a tiempo.

Ambas víctimas aseguraron que sus fidget spinners estuvieron conectados al enchufe menos de una hora cuando comenzaron a sentir humo o ver las llamas. En el caso de Kimberly Allums, de Alabama, aseguró que se encontraba a punto de salir de casa cuando escuchó a su hijo pequeño gritar “¡fuego, fuego!”. Afortunadamente pudo apagar las llamas a tiempo.

Esta no es la primera vez que vemos algún dispositivo electrónico de moda incendiarse o explotar durante los últimos meses (y no, no me refiero al Galaxy Note 7). Los hoverboards fueron prohibidos en todo el territorio de Estados Unidos y la mayoría de países de Europa por la misma razón.

El principal problema tanto en el caso de los fidget spinners como en el de las hoverboards son sus baterías. Estos productos genéricos y económicos suelen contar con partes electrónicas de muy mala calidad y, por tanto, no cuentan con las medidas de seguridad necesarias para que no supongan un riesgo para sus usuarios.

Quizás este es el principio del fin para los fidget spinners, o quizás no. Solo el tiempo lo dirá. De cualquier forma, ya en algunos países la moda está siendo reemplazada por un juguete aún más peculiar: pequeñas ballestas de palillos de dientes. [vía WBRC / WEYI]