Los Chicago Bears pierden pero muestran a su nueva gran joya

0
110

El mariscal novato de los Chicago Bears, Mitchell Trubisky (10), lució a gran altura en su debut en la NFL a pesar de la derrota ante los Denver Broncos en el primer partido de pretemporada disputado este jueves 10 de agosto en el Soldier Field de Chicago. (AP)

os reconstruidos Chicago Bears arrancaron la pretemporada perdiendo 17-24 ante los Denver Broncos en su casa del Soldier Field, que registró una asistencia de 43,946 espectadores.

El esperado estreno de los tres nuevos mariscales de los Bears no defraudó y se cerró con un resultado muy dispar.

El llamado a ser titular, Mike Glennon, arrancó el partido y decepcionó al mostrarse muy impreciso. El supuesto suplente, Mark Sánchez, pasó sin hacer ruido y de manera muy mediocre. Mientras que el novato Mitchell Trubisky, el llamado a calentar banca y a ser el tercero en litigio, debutó a lo grande y brillando con luz propia.

Tres maneras muy diferentes de estrenarse en la pretemporada y de cara a una afición hambrienta por emociones en el Soldier Field.

“Este es simplemente el primer partido de la pretemporada y no podemos tomar decisiones sólo basándonos en este partido. El trabajo sigue y los planes continúan, es un proceso”, dijo John Fox, técnico de los Bears.

El partido arrancó mal para los Bears, y peor para su nuevo mariscal titular, Glennon, que en su debut con el equipo y en su primera jugada de ataque fue interceptado por Chris Harris Jr. que regresó 50 yardas para poner adelante 0-7 a los Denver Broncos.

Tras la inoperancia de los Bears, mediados el primer cuarto los Broncos ampliaron su ventaja a 0-10 tras anotar un gol de campo de 38 yardas.

El segundo cuarto lo volvió arrancar Glennon, pero su efectividad no mejoró y los Bears no terminaban de arrancar en su ofensiva.

A los seis minutos del segundo cuarto John Fox retiró a Glennon y dio entrada a Sánchez, pero el mariscal de origen mexicano no mejoró nada la situación y la mediocridad en ataque empezó a transformarse en impotencia. Lo que unido a que los Broncos tampoco andaban muy brillantes y sobrados de ideas fue hundiendo el espectáculo del partido.

Fue entonces cuando a falta de 1:55 para llegar al descanso, y con el marcador en contra 0-10, se retiró Sánchez y saltó al terreno de juego el novato Trubisky, quien fue recibido con una gran ovación por los aficionados.

El novato mariscal no defraudó en su primer conducción del ataque en la NFL y guió a la perfección su ofensiva para cerrarla con un pase de 2 yardas a Victor Cruz para un touchdown que recortaba la diferencia a 7-10 a falta de 13 segundos del descanso. Empezaba la remontada y la diversión en el Soldier Field.

El receptor de origen boricua se estrenó con los Bears bailando salsa tras su anotación. Mientras que la nueva joya de los Bears, segunda selección del pasado draft que llegó procedente de la Universidad de North Carolina y quien está llamado a ser el gran líder del equipo en un futuro cercano, mostró sus galones de mariscal arrancando a lo grande su era con el equipo de Chicago.

Trubisky tomó el mando y jugó ya todo el resto del partido. Mediados el tercer cuarto guió al equipo para que Benny Cunningham acarreara el balón una yarda para una anotación que le daba la vuelta al marcador y ponía por primera vez al frente a los Bears 14-10 en el marcador. Mientras que al inicio del último cuarto guió una ofensiva que facilitó un gol de campo de 25 yardas para poner el 17-10.

Aunque su efectividad fue de más a menos, Trubisky completó sus primeros 10 pases, guió tres ataques que se tradujeron en anotaciones y sobre todo dejó un gratísimo sabor de boca entre los aficionados por el tremendo talento mostrado y el descaro que desplegó en su debut en la NFL con los Bears.

Lástima que el novato no pudo celebrar su estreno con una victoria debido al mejor cierre de partido de los Broncos, que en los últimos seis minutos anotaron dos touchdowns que terminaron por darles la victoria 17-24 y estropear el debut del Trubisky.

Glennon terminó con 2 pases completos de 8 intentos (25% de efectividad) para 20 yardas, ningún pase de anotación y una intercepción.

Sánchez cerró con 1 pase completo de 4 intentos (25%) para 4 yardas, ningún pase de anotación y ninguna intercepción.

Mientras que Trubisky terminó con 18 pases completos de 25 intentos (72%), un pase de touchdown y ninguna intercepción.

“Ha sido divertido y lo que quería era ser consistente en ataque. Hemos hecho muchas cosas buenas pero lástima que no pudimos llevarnos la victoria”, dijo Trubisky tras su debut.