Lula puede postularse a la presidencia hasta que el fallo no se ratifique

0
126

El expresidente anunció que apelará; si se presenta a las elecciones y gana, puede asumir y completar su mandato

La situación procesal de Lula da Silva, tal cual está planteada hoy, le permitiría postularse una vez más y sin problemas a la presidencia de su país en las elecciones previstas para el año próximo.

Esa posibilidad está planteada porque el expresidente fue condenado en un fallo de primera instancia.
El exmandatario ya comunicó que apelará la decisión judicial y podrá hacerlo en libertad.

Ese derecho en los hechos le fue conferido por el propio juez Sergio Moro, quien evitó enviarlo a la cárcel por el “trauma” que implicaría la prisión de un expresidente.

La apelación deberá presentarla en el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, con sede en Porto Alegre.

Por lo general, los tribunales suelen demorar cerca de un año y medio aproxidamente en analizar este tipo de sentencias, según informó el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

En caso de que la sentencia en segunda instancia no se produjera antes de los comicios, previstos para octubre de 2018, podrá cumplir su deseo de ser candidato, pues quedará comprendido en la denominada ley “de registro limpio”, que lo dejaría limpio de toda culpabilidad hasta entonces.

Esa posibilidad fue confirmada a El Observador, vía telefónica, por el presidente de la Asociación de Jueces Federales de Brasil, Roberto Carvalho.

La única forma de que el expresidente no pudiera postularse nuevamente a la más alta investidura de su país es que el tribunal se expidiera antes de las elecciones y confirmara en segunda instancia la condena del juez Sergio Moro resuelta en primera instancia, explicó Carvalho.

No obstante, en caso de que se presente a las elecciones y las gane –un escenario bastante probable según indican recientes sondeos dada la elevada popularidad que todavía mantiene el exmandatario y pese a las causas judiciales que tiene abiertas– podrá asumir en esas condiciones.

Una vez que eso suceda, y a pesar de que durante el transcurso de su gestión se confirmara el fallo en segunda instancia, no tendrá por qué dimitir y podrá cumplir la totalidad de su mandato, explicó el juez Carvalho.

En ese caso, solo cumplirá la condena ratificada por el tribunal luego que complete un nuevo período como presidente.

Fuente: Agencias