México se queda sin Mundial femenino

0
38

Las mexicanas fueron derrotadas por Panamá y, pese a una generación prodigiosa, son eliminadas en el Premundial

El afán de las futbolistas mexicanas de llegar a un Mundial se ha esfumado. El equipo de México fue eliminado en la primera fase de las eliminatorias en la Concacaf. La profunda derrota frente a Estados Unidos con media docena de goles repercutió a las mexicanas que, en su último partido de la fase de grupos, fueron vencidas por una sorpresiva Panamá.

El selectivo femenino de México afrontó el Premundial con la encomienda de demostrar que su esplendor no era una casualidad. Su primer reto, el más duro, fue enfrentar en el primer partido del torneo clasificatorio las estadounidenses que no tuvieron reparo en mostrar los resultados de tener una Liga femenina consolidada y de figuras en Europa representados en un triunfo 6-0. En el segundo partido del Tri, las jugadoras recuperaron los bríos al golear 4-1 a Trinidad y Tobago.

La última caseta por pasar para las mexicanas se llamaba Panamá. Las mexicanas mantuvieron un enfrentamiento estoico. Zumbaron el poste durante el primer tiempo y, en el arranque del segundo, tenían la mejor oportunidad para tomar tranquilidad: un penalti a favor. Charlyn Corral, la mejor goleadora de su país y de la Liga española, falló en su tiro y engrandeció los guantes de la panameña Yenith Bailey. En la siguiente jugada, como si fuera una venganza del destino, Karla Riley anotó para Panamá. El equipo centroamericano controló la desesperación de las mexicanas hasta que, a cinco minutos del final, marcaron el 2-0 con Lineth Cedeno.

A México le resta examinar la labor de su selección. Las jugadoras, en lo individual, han brillado en sus clubes como la multicampeona Kenti Robles en el Atlético de Madrid, Corral en el Levante femenino y Mónica Ocampo, una de las más experimentadas que, apenas a sus 30 años, tuvo oportunidad de jugar en un club de su país, Pachuca. La Liga mexicana, que nació en 2017, ha servido como escaparate para los nuevos talentos y, sin embargo, la gestión del talento en el equipo no ha sido tan eficiente ni veloz como se esperaba. Las futbolistas han pasado de una gestión de casi 18 años dirigida por Leonardo Cuéllar a la de Roberto Medina, que logró hace unos meses ganar el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Un aliciente que se ha visto opacado por el fracaso de no ir al Mundial. El gran salto a nivel internacional de las mexicanas tendrá que esperar otros cuatro años.