México, sin un 11 definido

0
84

En la libreta de Osorio no hay una sola alineación repetida en 38 partidos de la Selección Mexicana.

Llámese Eliminatoria Mundialista, Copa América Centenario, Confederaciones, Copa Oro o amistosos, lo único que hay en común en los casi tres años de gestión es que todos los onces han sido diferentes.

Juan Carlos Osorio reafirma en cada partido que las rotaciones son, como dijo, un principio de vida.

Claro que hay futbolistas a los que casi siempre recurre en duelos clave. Hoy, a 9 meses del inicio de la Copa del Mundo, la única posición en la que ya no rota es la portería. Guillermo Ochoa ganó la batalla hasta ahora.

Osorio es un técnico estudioso y que en sus planteamientos considera las fortalezas del contrincante.

Si el rival es fuerte por aire, el colombiano es capaz de habilitar a un central como lateral derecho que sea “determinante en el juego aéreo”; si gusta de las transiciones defensa-ataque, suele apelar a marcadores veloces; si destaca por la fortaleza física, también pone elementos que compitan en músculo.

Las rotaciones sirven, a decir de Osorio, para fomentar la competencia interna, para procurar el rendimiento físico de los jugadores ya que, a su juicio, en el futbol actual no hay nadie que pueda competir al 100 por ciento jugando cada tercer día, además de para detectar qué seleccionados tienen el tamaño para defender el escudo del Tricolor.

México ha sido criticado por los lapsos en cada partido en los que se extravía. Ante Selecciones de la Concacaf, lo ha resuelto bien y por ello el invicto en 14 partidos de Eliminatoria Mundialista y el liderato en el Hexagonal, pero representativos más fuertes como Chile o Alemania han aprovechado esas lagunas futbolísticas, abriendo la Caja de Pandora ante los planteamientos de Osorio.

La principal crítica en el futbol mexicano, e incluso internacional con un detractor como el colombiano Carlos Valderrama, se ha centrado en que el Tricolor no juega como equipo ni tiene un estilo definido, en que al carecer de un 11 base no se perfeccionan las asociaciones en la cancha y que eso no alcanza contra Selecciones de jerarquía.

México ha mostrado lapsos de buen futbol como en el primer tiempo del Hexagonal contra Estados Unidos, el partido contra Uruguay en la Copa América Centenario y en 70 minutos frente a Costa Rica.

Más allá de los decálogos, de las sugerencias o los cuestionamientos, lo único que Osorio no rota es su filosofía.

De María: ‘La Selección es de todos’

Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, aseguró que le vendrá bien a la Selección Nacional disputar su último partido del Hexagonal a Rusia 2018 en el Estadio Alfonso Lastras de San Luis Potosí.

“Al final, la Selección es de todos y en esta ocasión hay una oportunidad de poderla sacar del Distrito Federal y llevársela a alguna ciudad del País y elegimos la ciudad de San Luis Potosí”, explicó De María este miércoles a la llegada del Tri a México tras igualar el martes 1-1 con Costa Rica.

“Su casa es el Estadio Azteca y al final dadas las circunstancias que enfrentamos hoy, podemos tomar ese tipo de decisiones y nos fascinaría llevarla a todo el País, pero es imposible, ahora se dio la ocasión”.

El dirigente aseguró que le supo bien al grupo el empate ante Costa Rica.

“Estamos satisfechos, fue un partido de ida y vuelta, divertido, con muchas acciones, nos acercamos un poquito más al objetivo y a seguir adelante”, apuntó.

Copyright © 2017, Hoy