Morena se resiste a actuar en contra de un diputado involucrado en un accidente de tráfico mortal

0
36

Algunos legisladores de oposición han pedido que se retire el fuero al parlamentario federal Cipriano Charrez

El nombre de Cipriano Charrez, diputado de Morena, ha cobrado relevancia nacional, tras protagonizar en la madrugada del sábado un accidente de tráfico en el que murió una persona. Varios legisladores han pedido que se le retire el fuero parlamentario, pero el partido del presidente electo Andrés Manuel López Obrador se resiste, por ahora, a dar ese paso. El caso ha colocado al partido, defensor de la lucha contra la impunidad de la clase política, en una situación incómoda.

La repercusión mediática del accidente ha obligado a intervenir al liderazgo del partido. En un primer momento, hubo contundencia. El presidente de la Cámara de diputados, Porfirio Muñoz Ledo, recordó el mismo día del siniestro que “el fuero constitucional no significa impunidad”. Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara, se expresó en una línea similar en su cuenta de Twitter: “Si (…) Charrez resultara involucrado, deberá asumir su responsabilidad. No habrá impunidad”.

Pero esa contundencia se ha ido desinflando con el paso de los días. Tras declarar Charrez que no se “escudará” en el fuero parlamentario, Mario Delgado aseguró el martes que el diputado tiene el respaldo de la bancada de Morena y que este ya está colaborando con la justicia. Además, valoró el que el diputado se haya “acercado”, según él, a la familia del fallecido, que el propio Charrez ya conocía de antes.

Algunos diputados de la oposición y de partidos aliados de Morena han reclamado que se tomen acciones contra Charrez. Antonio Ortega, miembro del Partido de la Revolución Democrática (PRD), ha señalado este miércoles que el caso podría ser analizado por el Comité de Ética de la Cámara de diputados. Gerardo Fernández Noroña, del Partido del Trabajo (PT), ha ido más allá y ha pedido que se le retire la protección parlamentaria si la fiscalía lo pide. “Debe ser desaforado, una vez que la procuraduría nos lo solicite”, ha expresado este miércoles en Twitter.

Por ahora, la Fiscalía del Estado de Hidalgo (centro del país) ha señalado que se han presentado tres querellas contra Charrez por homicidio y daños a la propiedad y que existen pruebas de que el diputado era quien conducía la camioneta que chocó contra los otros dos vehículos. Sin embargo, Charrez ha rechazado esa versión y ha descargado la culpa sobre su chófer. “Es falso (…). Quien conducía el vehículo involucrado era uno de mis colaboradores”, declaró este lunes en rueda de prensa.

A la gravedad del accidente se añaden las declaraciones de varios testigos que aseguran que Charrez se encontraba ebrio en el momento del accidente y que huyó del lugar, sin prestar ayuda a los heridos. Un vídeo, difundido por un medio local, muestra al diputado saliendo de su coche acompañado del chófer, quien parece taparle la cara. El diputado también niega ambas acusaciones: ni estaba ebrio, ni huyó. De hecho, tras el accidente, él asegura haber acudido en auxilio de los heridos.

En las últimas semanas, se ha cuestionado el comportamiento de varios líderes de Morena por falta de congruencia con las promesas de cambio que vende el partido. Ahora, el caso de Cipriano Charrez amenaza con restar credibilidad al compromiso del nuevo gobierno de luchar contra la impunidad de la clase política.