Por qué los relojes eléctricos europeos sufren un retraso de seis minutos

0
239

Un conflicto político entre Serbia y Kosovo está detrás del retraso

Todos los relojes digitales en Europa utilizan la frecuencia de la red eléctrica como referencia. Desde hace semanas se han retrasado algunos minutos. Para más precisión, seis. El motivo suena raro: Kosovo y Serbia no se ponen de acuerdo.

La Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad, organismo que aglutina a la mayoría de los operadores eléctricos europeos, explicó que una interrupción en la frecuencia en uno de los operadores eléctricos del sudeste del continente motivó que los impulsos recibidos por los dispositivos electrónicos dependientes fueran inferiores, lo que a su vez ha causado el mencionado retraso.

Desde mediados de enero, los proveedores de electricidad en Kosovo y Serbia no pudieron conseguir que la corriente circulara a 50 Hz, sino a una frecuencia de 49, 996. Lo que originó déficits de rendimiento de la red de control regional en Serbia, Macedonia y Montenegro. En total se trató de una desviación de 113 gigavatios por hora, lo que corresponde al rendimiento diario de una gran planta de lignito.

De esta manera, los relojes que dependen de la red eléctrica para marcar la hora han recibido una información errónea acumulando una desviación que los operadores de red esperan corregir en el futuro.

Con todo, el impacto en los dispositivos es desigual: es posible que el microondas acumule el retraso, pero no así una radio despertador. ¿A qué es debido? Los relojes modernos emplean el cuarzo y no los impulsos eléctricos.

Mejor perder seis minutos que cortes eléctricos
Para obtener la frecuencia exigida de 50 Hz existe un mecanismo técnico que garantiza que las desviaciones de las frecuencias se restablezcan con rapidez e invisiblemente. La potencia se extrae de baterías u otras centrales energéticas de la red con el fin de ahorrar tiempo hasta que las otras centrales energéticas que se están poniendo en marcha, puedan alcanzar su rendimiento máximo.

Si dicha técnica de reajuste no funciona, se pone en marcha un plan de cinco pasos. En caso de que la frecuencia de la red esté por debajo de los 49,8 Hz, se reactivarán otras reservas de regulación primaria. Si tampoco se pudiese estabilizar la red eléctrica, las compañías deberán deshacerse de algunos usuarios. Esto puede incluso desembocar en un apagón si la frecuencia cae por debajo de 47,5 Hz.

Es la primera vez que se produce una caída permanente de la frecuencia en las redes interconectadas europeas.

Según informa Reuters, los serbios son los responsables de la gestión de la red kosovar y, al seguir sin reconocer la independencia de este territorio, se niegan a aceptar la cesión de la red a la autoproclamada república. La agencia de noticias sostiene que el Entsoe solicitó formalmente a las autoridades europeas pasar a la acción y presionar tanto a Serbia como a Kosovo a solucionar el incidente. Kosovo se separó de Serbia en 2008.

Fuente: Cromo y DW