¿Preparado para las alergias de primavera?

0
247

La mayoría de la gente no está preparada para manejar los síntomas que aparecen con un nivel alto de polen, según los alergólogos

La primavera azota de forma rutinaria a los que sufren de alergias, pero un estudio reciente revela que la mayoría de los pacientes no intentan manejar sus síntomas hasta que es demasiado tarde.

La encuesta preguntó a más de 1,000 adultos con alergias estacionales y a más de 500 padres de niños con alergias estacionales cómo se preparaban para el aumento de los niveles de polen que trae consigo el clima más templado.

La encuesta encontró que 3 de cada 4 de ellos solo pensaron en gestionar los síntomas una vez los estaban experimentando o cuando la temporada de alergias ya había empezado.

Además, más de la mitad no sabía qué recetas había disponibles para aliviar los síntomas de las alergias, mientras que aproximadamente un tercio no sabían cuáles eran los desencadenantes de sus alergias o cómo aliviar los síntomas.

Y menos de la mitad de los adultos encuestados visitaron a un médico para pedirle consejo o recibieron una receta para un tratamiento antialérgico antes de que empezara la temporada de alergias.

La encuesta fue realizada por la Asthma and Allergy Foundation of America y la compañía farmacéutica Merck & Co.

No pensar en las alergias hasta que aparecen los síntomas es invitar al sufrimiento, dijo la Dra. Rita Kachru, alergóloga del Centro Médico de la UCLA.

“Una vez aparecen, usted ya va por detrás”, explicó.

¿Qué es lo que puede hacer?

Empezar cerrando las ventanas de su casa y quedándose en interiores en los días en que los niveles de polen sean altos, dijo Kachru.

Si usted tiene que salir fuera y respirar todos esos alérgenos, los lavados nasales pueden ser de ayuda, dijo Kachru. Esto reduce la exposición a los alérgenos antes de que se queden pegados en el moco nasal y desencadenen la respuesta inflamatoria, explicó.

Para realizar los lavados nasales, compre un frasco de irrigación nasal en alguna farmacia o en internet. Llénelo con 8 onzas (237 mililitros) de agua destilada o hervida que esté a temperatura ambiente. Añada media cucharadita de sal y un cuarto de una cucharadita de bicarbonato. Reduzca esta cantidad a la mitad para los niños, dijo Kachru.

Aspire el agua por la punta del frasco; 4 onzas (118 mililitros) por cada fosa nasal para los adultos, y la mitad de eso para los niños. Nunca use agua del grifo que no haya hervido, dijo.

“El grifo tiene una cierta cantidad de bacterias que no es bueno que pasen por la nariz”, explicó Kachru.

Pero a los niños pequeños normalmente no les gustan los lavados nasales, comentó la Dra. Vivian Hernández-Trujillo, jefa de la sección de alergias e inmunología del Hospital Pediátrico Nicklaus de Miami. Los niños mayores también podrían mostrarse renuentes, dijo. Para ellos, ella prefiere un neti o rinocornio para los lavados nasales.

Un rinocornio es un dispositivo ligeramente distinto de un frasco de irrigación nasal, aunque ambos se usan para ayudar a despejar las cavidades nasales.

Si los niños no quieren usar ninguno de los métodos, Hernández-Trujillo recomienda que se eviten los alérgenos si es posible. Por otra parte, los medicamentos como los antihistamínicos orales, los esteroides intranasales y los antihistamínicos intranasales pueden ser útiles, comentó.

Pero antes de usar cualquier cosa, es fundamental identificar si los síntomas se deben a alguna alergia, afirmó Hernández-Trujillo. Lo mejor es hacerse pruebas. Algunos padres creen que sus hijos tienen alguna alergia y resulta que es una infección de los senos nasales. Hable con su médico de atención primaria o con su pediatra antes de usar los medicamentos, dijo, y pregunte por las pruebas.

Las inyecciones para las alergias, o inmunoterapia, son otra opción, señaló Kachru. El tratamiento, en el que se inyectan una pequeña cantidad de los alérgenos a fin de desensibilizarse, dura entre 3 y 5 años.

“Pero mientras más joven se es cuando se hace, mejor”, indicó. “El 85 por ciento de las personas que se someten a una inmunoterapia para la alergia llega a ser asintomática durante entre 8 y 10 años”.

Las pruebas de las alergias, que se hacen con pruebas en la piel o de sangre, normalmente están cubiertas por la mayoría de los planes de seguros médicos, afirmó Kachru.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Rita Kachru, M.D., assistant professor, clinical immunology and allergy, University of California, Los Angeles Health, and allergist, UCLA Medical Center, Santa Monica; Vivian Hernandez-Trujillo, M.D., section chief, allergy and immunology, Nicklaus Children’s Hospital, Miami; February 2016 survey, Asthma and Allergy Foundation of America