¿Qué es el hantavirus y cómo puede prevenirse?

0
269

Una funcionaria del Castillo Mauá en Soriano contrajo la enfermedad y se esperan los resultados de otra paciente

Una funcionaria que trabaja en el Castillo Mauá en la ciudad de Mercedes contrajo hantavirus y, luego de permanecer internada en el hospital de la ciudad, fue dada de alta este jueves, confirmó a El Observador el médico de la Policlínica Municipal, Nicolás Choca.

El hantavirus es una enfermedad viral que se transmite de animales a seres humanos que se presenta con síntomas como fiebre, dolor muscular intenso, fuerte dolor de cabeza y en ocasiones un cuadro gastroentérico, evolucionando en algunos casos a una fase de afectación cardiopulmonar.

Es causada por el denominado virus hanta, que se se encuentra en orina, heces y saliva de determinados roedores, y cuando estos se secan permanecen en el polvo del ambiente y vuelven al aire en forma de aerosol al mover el polvo.

Un informe epidemiológico del Ministerio de Salud Pública (MSP) indica que generalmente los departamentos afectados por este virus son los que se encuentran al sur del Río Negro, y predominan los casos en el sexo masculino, fundamentalmente ligado a tareas rurales o a la residencia en zonas suburbanas y rurales.

La infección humana ocurre fundamentalmente por la inhalación de aerosoles formados a partir de polvo que contiene secreciones o excreciones de roedores infectados. La exposición de riesgo es mayor en lugares cerrados, poco ventilados y con poca iluminación con presencia de roedores, como galpones o casas de campo.

Este virus no se contagia directamente entre humanos.

Este martes se confirmó que la paciente del Castillo Mauá padecía el virus. “El cuadro de la funcionaria no fue de gravedad, empezó con fiebre alta y dolores musculares, e ingresó al hospital por primera vez el 14 de marzo”, informó Choca.

La División de Epidemiología de la Intendencia de Soriano está a la espera de los resultados de exámenes de sangre de otra mujer, una maestra de la escuela de la ciudad que el pasado viernes presentaba síntomas similares a los identificados con hantavirus, y la próxima semana se podrá confirmar si contrajo o no la enfermedad.

Tanto en el Castillo Mauá como en la escuela se limpió y fumigó la zona y el próximo lunes se reabrirán ambos lugares para su ventilación. También se inspeccionaron las casas de la funcionaria que contrajo la enfermedad y de la maestra. Choca dijo que hasta el momento no hay otros casos de personas con síntomas similares.

El Castillo Mauá es un lugar abierto, cercano al río, en el que también hay un zoológico. Sin embargo, según el médico de la policlínica, no es posible saber en dónde contrajo el virus la funcionaria, si en su casa o en el lugar de trabajo.

Según pudo saber El Observador, el Ministerio de Salud Pública (MSP) informó que no hay alerta sanitaria por una posible epidemia, y ya se se desactivó el protocolo de investigación epidemiológica en la zona.

¿Qué hacer en caso de presentar algún síntoma?
Ante todo caso sospechoso, el MSP indica que dentro de las primeras 24 horas se debe notificar a su Departamento de Vigilancia en Salud.

Las actividades que presentan mayor riesgo de contraer el virus son limpiar un ambiente que haya estado cerrado o mal ventilado, limpiar orina, excrementos o nidos de ratones, acampar en áreas con presencia de roedores o desmalezar.

Medidas de prevención
Las principales medidas a tomar en cuenta para quien va a ingresar a una habitación que ha permanecido por mucho tiempo cerrada, según el Ministerio, son:

Usar medidas de protección personal como guantes, tapabocas y botas de goma.
Ventilar el lugar por lo menos durante 30 minutos antes de ingresar, con puertas y ventanas abiertas.
Humedecer todas las superficies con agua e hipoclorito de sodio, dejar actuar, luego barrer sin pasar la escoba sobre superficies secas.
Una vez finalizada la limpieza, quitarse los guantes, lavarlos y lavarse las manos.
No tocar roedores muertos. En caso de tener que hacerlo, utilizar guantes y bolsa de nylon.