Segunda erupción volcánica más violenta de la historia de Guatemala deja al menos 65 muertos

0
225

El presidente Jimmy Morales decretó tres días de duelo y estado de calamidad para los tres departamentos más afectados

La erupción del volcán de Fuego de este domingo fue la segunda más violenta de la historia de Guatemala, según indicó este lunes el director del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Eddy Sánchez.

Consultado por EFE, el funcionario explicó que existe una similitud con una “gran erupción” en 1902 del volcán Santiaguito, al occidente del país, mientras que “la más violenta de la historia” fue también en el volcán de Fuego, en 1974.

Sánchez comentó que la intensidad de la ceniza lanzada este domingo por el coloso, ubicado a 61 kilómetros de la ciudad de Guatemala, llegó hasta el norteño departamento de Alta Verapaz, cuya cabecera municipal se ubica a 219 kilómetros de la capital.

Producto de esta erupción que arrasó varios poblados con una avalancha de lodo y ceniza ardiente han muerto al menos 65 personas, según los últimos datos del director del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), Fanuel García.

García agregó que la cifra podría continuar aumentando porque no contempla a las personas que fallecieron tras ser trasladadas a hospitales para ser atendidas.

A su vez, el secretario de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio Cabañas, tampoco descartó que el número de víctimas siga creciendo.

Hay “personas desaparecidas, pero ignoramos cuántas personas son porque se está haciendo el recuento con las comunidades”, dijo Cabañas.

El balance dado a conocer este lunes por David de León, vocero de la Conred, indicó que la erupción dejó, además de los fallecidos, 46 heridos, 3.265 evacuados y 1.687 albergados en los departamentos de Escuintla (sur) y Sacatepéquez (oeste), que junto al de Chimaltenango (oeste) fueron los tres más afectados por el desastre natural.

En total 1.7 millones de guatemaltecos se vieron afectados por la erupción del coloso que también provocó el cierre temporal de las operaciones en el único aeropuerto internacional de Ciudad de Guatemala.

El presidente Jimmy Morales decretó tres días de duelo para todo el territorio nacional y estado de calamidad para los tres departamentos más afectados con el fin de atender la emergencia y reparar la infraestructura dañada por las toneladas de rocas y arena que cayó sobre las poblaciones.

Morales visitó este lunes junto a la primera dama Patricia Marroquín de Morales y funcionarios del gobierno la zona de San Miguel Los Lotes, epicentro del trabajo de los socorristas, y hizo un llamado a la calma, a la serenidad, y también pidió “paciencia” a los habitantes.

El Secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, por medio de su vocero extendió sus condolencias a las familias afectadas y señaló que el organismo está dispuesto a apoyar las tareas de rescate y auxilio.

Desolación en zona devastada
Los rescatistas trabajan entre la desolación por las casas destruidas y plantaciones completamente calcinadas por la furia del volcán, de 3.763 metros de altura.

En el corazón de la tragedia, las escenas son catastróficas. Un periodista de la AFP observó al menos tres cuerpos calcinados entre los escombros del caserío San Miguel Los Lotes, vecino de la golpeada aldea El Rodeo, donde socorristas, soldados y policías buscaban sobrevivientes.

“No me quería ir, sino regresar y no puede hacer nada para salvar a mi familia”, dice a la AFP entre lágrimas Eufemia García, de 48 años, quien busca a tres hijos, su mamá, sobrinos y hermanos.
García, vecina de Los Lotes comentó que se salvó porque su esposo la sacó del lugar.

“El volcán ha hecho erupción, pero nunca de ésta manera”, comenta a la AFP Gustavo Larios, un albañil de 27 años que junto a varios vecinos y con pañuelo en el rostro recorre las calles del caserío en busca de familiares y amigos desaparecidos.

La erupción concluyó después de 16 horas y media de actividad, pero “existe la probabilidad de una reactivación”, advirtió el Instituto de Vulcanología, recomendando mantener la precaución en las zonas afectadas.

Este volcán provocó en septiembre de 2012 la última emergencia por erupción en el país, causando la evacuación de unos 10.000 habitantes asentados en poblados al sur del coloso.

En Guatemala también están activos los volcanes Santiaguito (oeste) y Pacaya (20 km al sur de la capital).

Fuente: Basado en agencias