Suspendieron campeonato por dirigente que entró armado a un partido

0
165

El gobierno tomó la decisión de parar el torneo luego de que que el propietario de PAOK Salónica se metiera a la cancha con un arma

El gobierno griego decidió este lunes “suspender” el campeonato de fútbol después de que el propietario de PAOK Salónica, Ivan Savvidis, invadiera el domingo el terreno de juego durante el partido contra el AEK de Atenas con un pistola en su cintura.
“Hemos decidido suspender el campeonato”, anunció el secretario de Estado de los Deportes Giorgos Vasiliadis, tras una reunión gubernamental de urgencia con el primer ministro Alexis Tsipras.

Los partidos “no se retomarán hasta que un nuevo marco sea establecido, acordado por todos”, añadió, precisando que está “en contacto” con la UEFA.

“No es necesario hablar, tenemos que tomar medidas duras”, señaló el ministro del Interior Panos Skourletis a la Atenas News Agency, antes de la determinación de suspender el fútbol. “Las escenas que hemos visto hacen daño al fútbol griega. Cualquiera que vaya al campo con una pistola supone una provocación inaceptable”, añadió.

Buscado
La policía griega señaló este lunes que ha emitido una orden de arresto contra Savvidis después de que el domingo invadiera el terreno de juego durante el partido contra el AEK de Atenas con una pistola.

Aunque según los medios griegos Savvidis tiene una licencia de armas, la policía lo busca por entrar en el terreno de juego, señalaron fuentes de la investigación a la AFP.

Savvidis defendió este lunes su comportamiento. “Ivan no amenazó a nadie con una pistola”, señaló su equipo de prensa en el diario Russia Sport Express. “Lleva un arma porque tiene permiso para hacerlo. No está prohibido en Grecia”, añadió.

El empresario greco-ruso entró en el terreno de juego con una pistola en la cintura y amenazó al colegiado Giorgos Kominos.
Twitear
Justo antes el partido de la liga griega entre PAOK y AEK había sido suspendido debido a incidentes violentos en el terreno. El duelo fue detenido en el minuto 90 cuando un gol del defensa caboverdiano del PAOK, Fernando Varela, fue primero anulado por fuera de juego por el árbitro, lo que condujo a una fuerte protesta del equipo local, tras la cual el AEK dejó el terreno.

AEK denunció que Savvidis entró al campo con la pistola en la cintura para amenazar a Kominios, al que además el director técnico eslovaco del club de Salónica, Lubos Michel, dijo “estás acabado”, según el informe arbitral.

‘Varias provocaciones’
Unas tres horas más tarde Kominos cambió su decisión concediendo el gol a PAOK lo que le permitiría hacerse con la primera plaza delante de AEK si esta hipotética victoria por 1-0 fuera acordada.

Kominos no pudo convencer a los jugadores de AEK de regresar al terreno al temer por su seguridad.

El equipo de prensa de Savvidis insistió este lunes en la defensa de su comportamiento: “El PAOK está en el grupo de cabeza de la SuperLiga y tiene claras opciones de ganar el título. Esto ha supuesto varias provocaciones contra el club. Savvidis se permitió algunas emociones pero insistimos en que no amenazó a nadie con una pistola”.

Fuente: AFP