Twitter actualiza sus términos de servicio para protegerse de las noticias falsas

0
57

La red de microblogging actualizó su política de uso y privacidad, con efectividad a partir del próximo 2 de octubre

Las nuevas normas, muy similares a las de la última edición (de enero de 2016), inciden en la falta de responsabilidad legal de Twitter sobre el contenido vertido en su plataforma. En la actualidad, se calcula que la red de microblogging tiene unos 330 millones de usuarios activos mensuales.

Según Twitter, el usuario es “responsable del uso de los servicios y de cualquier contenido que proporcione, incluyendo el cumplimiento con las leyes, reglas y normas aplicables”.

La puntocom se protege así ante el creciente problema de los bulos y noticias falsas, difundidas rápidamente a través de internet y de las redes sociales. “No ratificamos, apoyamos, reafirmamos ni garantizamos la compleción, veracidad, precisión o fiabilidad de ningún contenido o comunicación publicada por medio de los servicios [de Twitter], ni ratificamos ninguna opinión”.

Para esta compañía, por tanto, el usuario que publica contenido a través de su plataforma lo hace “por su propia cuenta y riesgo”. “Todo el contenido es responsabilidad única de la persona que lo origina. Puede que no monitoricemos ni controlemos el contenido publicado por medio de los servicios [de Twitter], y no podemos hacernos responsables de dicho contenido”, defiende.

Y añade: “[El usuario] puede exponerse a contenido que puede resultar ofensivo, dañino, inexacto o inapropiado de cualquier otra forma, o en algunos casos, a publicaciones que puedan haber sido intepretadas erróneamente o que puedan ser engañosas”.

La plataforma se reserva el derecho a eliminar sin previo aviso contenido que integre “violaciones de derechos de autor o de marcas comerciales, suplantación de identidad, conducta ilícita o acoso”.

Al mismo tiempo, “al enviar, publicar o mostrar contenido a través [de Twitter], nos otorga una licencia mundial, no exclusiva, libre del pago de derechos (con derecho a sublicencia) para usar, copiar, reproducir, procesar, adaptar, modificar, publicar, transmitir, mostrar y distribuir dicho contenido en todos y cada uno de los medios de comunicación o métodos de distribución posibles (conocidos ahora o desarrollados con posterioridad)”. Dichos usos adicionales por parte de Twitter u otras empresas, organizaciones o personas pueden realizarse “sin abonarle a usted [el usuario] una compensación”.

Transferencias internacionales de datos

Ya desde la edición de 2016 de sus términos de servicio, Twitter incluye un párrafo que le protege en la transferencia de datos personales a “EEUU, Irlanda y/o a otros países para su almacenamiento, procesamiento y uso por parte de Twitter y sus filiales”.

La transferencia de datos internacionales y sus implicaciones sobre la privacidad y la seguridad de los datos personales fue un tema de plena actualidad a finales de 2015 y principios de 2016. El 6 de octubre de 2015, el Tribunal de Justicia Europeo declaraba inválidos los acuerdos previos que regulaban estas transferencias después de la denuncia de un ciudadano. Fueron los llamados acuerdos de ‘Puerto Seguro’. El 2 de febrero de 2016 la Comisión Europea llegó a un acuerdo marco que anulaba las prohibiciones anteriores y establecía una serie de salvaguardas y garantías relativas al acceso de las autoridades públicas a los datos. Este acuerdo marco se bautizó como ‘Escudo de Seguridad’.

Seguridad

Otro ámbito de las normas de Twitter que se mantiene inalterable se refiere a la responsabilidad del usuario de “usar una contraseña fuerte y limitar su uso a esta cuenta. No podemos ser considerados responsables, ni lo seremos, de ninguna pérdida o daño derivado de su incumplimiento de las anteriores condiciones”, advierten.