Un gesto de distensión

0
155

Representantes de Seúl y Pionyang retomaron contactos militares y alivian tensiones

Fue solo un gesto, apenas una señal en una coyuntuyura plagada de tensiones entre dos vecinos enemistados desde hace más de cinco décadas.

El tiempo dirá si estos contactos entre Corea del Norte y Corea del Sur se quedan solo en eso o constituyen un punto de partida para una eventual reunificación, que hoy se insinúa como bastante improbable, en un escenario internacional agitado por las preocupaciones que generan los avances en el desarrollo nuclear de Pionyang.

Luego de un año en que la península coreana se ubicó en el foco de la preocupación mundial por el intercambio de amenazas entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, la reunión realizada este martes al menos permitirá aliviar las tensiones, admitieron funcionarrios del gobierno surcoreano.

Las tensiones en la región fueron la nota dominante el año pasado como consecuencia de los tres ensayos nucleares realizados por el régimen de Pionyang, además del lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales, con los cuáles amenazó con llegar hasta el territorio continental estadounidense.

Las amenazas respecto del poderío nuclear de Corea del Norte y Estados Unidos incluso tuvieron un acalorado intercambio en los primeros días del año luego que Kim Jong-un sugiriera que tiene a su disposición un “botón nuclear” que podría accionar cuando lo deseara.

La respuesta de Trump no se hizo esperar: aseguró al mundo que su dispositivo para accionar armas nucleares es mucho más grande y poderoso.

Acercamiento
El acercamiento entre las dos Coreas se había insinuado como una posibilidad luego que el propio líder norcoreano tendiera la mano al Sur y se mostrara dispuesto a participar de los Juegos Olímpicos que se realizarán en la ciudad surcoreana de Pyeongchang.

Ya la semana anterior, se había restablecido el denominado “teléfono rojo” transfronterizo entre ambos países, una línea que estaba cortada desde hacía algún tiempo.

Las primeras charlas formales entre ambos gobiernos en poco más de dos años –las últimas habían sido en diciembre de 2015– se realizaron en la fronteriza ciudad de Panmunjom.

Si se mantener los simbolismos se trata, la elección del lugar no fue objeto del azar. En esa localidad se encuentra la zona desmilitarizada, en la que se en 1953 se firmó el armisticio que puso fin al conflicto entre ambos vecinos.

De todas formas, el nombre de la frontera es apenas un eufemismo, pues los controles militares tanto de un lado como del otro son tan férreos como estrictos.

No obstante, antes que surgieran estas señales de distensión, la zona había sido escenario de incidentes, protagonizados la mayoría de las veces por soldados norcoreanos que pretendían desertar.

El último de esos incidentes había ocurrido en noviembre pasado cuando un militar norcoreano llegó traspasó la línea y llegó a la frontera Sur luego de recibir una andanada de balas desde el Norte.

Al cabo de las conversaciones, que duraron poco más de once horas –y recibieron el beneplácito de la comunidad internacional, con EEUU a la cabeza, aunque ello no mitigará el impacto de las sanciones aplicadas a Pionyang por Naciones Unidas– las partes acordaron disminuir la tensión militar entre ambos y seguir manteniendo contactos.

Para dos naciones que técnicamente continúan en guerra, pues nunca se firmó un acuerdo de paz, algo es algo.

En un clima algo más amistoso que en el pasado, se acordó la participación del Norte en los Juegos Olímpicos que organizará el vecino del Sur y a los que Seúl bautizó como la competencia deportiva “de la paz”.

Mientras por un lado Seúl pidió a Pionyang poner fin a sus acciones hostiles nucleares, el régimen norcoreano se comprometió con la paz en la región.

En la misma sintonía, Seúl había acordado con la administración Trump posponer las maniobras militares conjuntas an uales en la península coreana.

Idas y vueltas
Julio 1953
Se firmó el armisticio de Panmunjom, que puso fin a las hostilidades entre la dos Coreas.

Agosto 1976
El denominado “teléfono rojo” entre ambos países se cortó cuando soldados norcoreanos mataron a hachazos a militares de EEUU.

Febrero 2016
Tras sucesivas interrupciones el Norte cortó la línea luego que Seúl cerrara una zona industrial norcoreana al protestra contra una nueva prueba nuclear.

Enero 2018
El “teléfono rojo” volvió a ser utilizado en una tímida señal de acercamiento entre los dos países.

Juegos Olímpicos
Corea del Norte aceptó enviar una delegación de atletas y observadores para participar en los Juegos Olímpicos de invierno que se realizarán en febrero en, Pyeongchang, Corea del Sur.

Fuente: El Observador y agencias