Unas aguas más cálidas podrían significar más mariscos tóxicos

0
395
Una nueva herramienta científica ayuda a predecir los brotes de algas nocivas en el Pacífico

Unas temperaturas oceánicas inusualmente cálidas cerca del noroeste del Pacífico en EE UU. se han vinculado con niveles peligrosos de una toxina natural en el marisco. Pero unos investigadores informan que han desarrollado nuevas formas de predecir esos brotes tóxicos.

La toxina, el ácido domoico, es producido por las algas, o plantas, marinas. Se acumula en el pescado y el marisco, planteando una amenaza potencial. Consumir la toxina puede ser nocivo para los humanos, apuntaron los investigadores.

El proyecto fue financiado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE. UU.

“Describimos un método completamente nuevo de comprender y predecir los brotes tóxicos a gran escala, vinculando las concentraciones de ácido domoico en el marisco con las condiciones oceánicas provocadas por las fases de agua cálida de los ciclos de eventos del clima natural”, aseguró la autora del estudio, Morgaine McKibben, de la Universidad Estatal de Oregón.

Esos “ciclos de eventos del clima” incluyen a El Niño y un patrón climático similar pero a largo plazo llamado Oscilación Decadal del Pacífico, dijo McKibben en un comunicado de prensa de la NOAA.

McKibben y sus colaboradores usaron extensos datos biológicos, químicos y físicos para crear una herramienta de análisis del riesgo basada en el clima.

Los investigadores dijeron que las pesquerías de Washington, Oregón y California podrían usar el programa de computadora para predecir dónde y cuándo el ácido domoico alcanzará niveles malsanos en el marisco.

Los brotes nocivos de algas han obligado a las pesquerías a cerrar. También han conducido a muertes masivas de leones marinos, delfines, ballenas y otras criaturas marinas, dijeron los investigadores.

Matt Hunter, coautor del estudio, trabaja con el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Oregón. Comentó que “una advertencia por adelantado de cuándo es probable que los niveles de ácido domoico superen los umbrales de salud pública en el marisco es extremadamente útil”.

“Agencias como la mía pueden usar este modelo para anticipar los riesgos del ácido domoico y prepararse para periodos de monitorización y evaluaciones más intensas, ayudando a orientar mejor nuestras decisiones y a garantizar la seguridad de los cangrejos y mariscos recogidos”, añadió Hunter.

Se instauran prohibiciones de pescar cuando los niveles de ácido domoico llegan a ser nocivos en el marisco, dijeron los investigadores.

Marc Suddleson es administrador del programa de brotes dañinos de algas en la NOAA. Apuntó que “las pesquerías comerciales y recreativas a lo largo de la costa oeste son una industria multimillonaria. Mejorar nuestra capacidad de predecir con precisión los niveles de toxinas de algas en el marisco respalda cierres o aperturas oportunos y dirigidos de pesquerías, lo que es esencial para evitar el trastorno económico y proteger la salud pública”.

El nuevo informe aparece en la edición del 9 de enero de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.