Uruguay en la ruta de Odebrecht

0
521

Andorra pide extradición de ejecutivo uruguayo; en Argentina apuntan a trading local.

Alguna de las causas que vinculan a Uruguay con el pago de coimas por parte de la constructora brasileña Odebrecht dieron un giro en las últimas horas con la detención de Andrés Sanguinetti, denunciado en Brasil por facilitar el traspaso de sobornos a través de la representación local del banco de Andorra. A su vez se supo en Buenos Aires que el lobbista Jorge “Corcho” Rodríguez —exnovio de la diva argentina Susana Giménez— recibió a través de una empresa off-shore en Uruguay fondos para el pago de coimas provenientes de la empresa brasileña.

A las 20 horas del domingo, el juez Marcelo Malvar, quien suplanta a la doctora Graciela Eustachio en el juzgado penal de 8° turno, recibió un comunicado de Interpol sobre la detención en Uruguay de Andrés “Betingo” Sanguinetti.

Menos de 20 horas después, en la tarde de ayer, Sanguinetti compareció ante el magistrado, aceptó su extradición “cuanto antes posible” a Andorra, y pidió esperar en libertad la solicitud formal del principado, según informó su abogado, Jorge Barrera.

El dirigente de Peñarol y medio hermano del expresidente Julio María Sanguinetti fue detenido luego de ser involucrado en casos de coimas pagadas por Odebrecht a través de la Banca Privada dAndorra (BPA).

Como medida cautelar, el magistrado le impuso el pago de una fianza de US$ 30.000 que hará efectiva hoy, el uso de una tobillera electrónica y el cierre de fronteras. Sanguinetti ahora debe esperar a que Andorra formalice el pedido de extradición, para el que rige un plazo de 40 días.

Sanguinetti trabajó hasta 2015 para la BPA y fue señalado por Rodrigo Tacla Durán, abogado de Odebrecht, como uno de los trabajadores involucrados “de manera directa o indirecta” en el esquema de coimas.

El 31 de marzo de 2011, el Banco Central (BCU) retiró la licencia a BPA Saife para operar en Uruguay, después de que la entidad comunicara su liquidación. Siguió operando bajo otra denominación, Noswey SA Asesores de Inversión, en la misma dirección del BPA en el World Trade Center. El presidente de BPA en Uruguay era el contador Eduardo Ache, expresidente Nacional, quien renunció meses antes de que la institución se retirara del país.

El BCU canceló la inscripción de esta sociedad anónima en el Registro del Mercado de Valores en octubre de 2014.

La presunta participación de Sanguinetti se produjo a través de la creación de cuentas para sociedades anónimas, según informó Catalunya Press el pasado 27 de junio.

Dado que el delito que se le acusa a Sanguinetti es económico, y en principio “no habría riesgo de vida de nadie”, tanto la Fiscalía como el juez entendieron que podía esperar el pedido de extradición en libertad.

Como la historia de corrupción de la constructora Odebrecht es parte de la mayor trama de lavado de activos de la historia de Brasil, superior a US$ 8.000 millones, la justicia penal enviará el expediente para su estudio al juzgado de Crimen Organizado, dijeron operadores judiciales.

La conexión porteña.
El diario argentino La Nación informó ayer que la sociedad uruguaya del lobbista Jorge “Corcho” Rodríguez, Sabrimol Trading, recibió más de US$ 10,8 millones entre 2012 y 2014 destinados a pagar coimas a funcionarios del Ministerio de Planificación Federal, que encabezaba Julio De Vido, según surge de nuevos documentos que obtuvo y verificó el matutino porteño en las últimas semanas.

El dinero llegó a dos cuentas que “Corcho” Rodríguez utilizaba en Uruguay, una en dólares y otra en euros, a nombre de esa sociedad, que controló con acciones al portador desde que la constituyó, en 2007, en Zonamerica.

A través de esas dos cuentas bancarias, el lobbista que intermediaba entre la empresa Odebrecht y el equipo de De Vido recibió al menos 53 transferen-cias en 29 meses. La más baja fue por US$ 18.000, mientras que las más elevadas ascendieron a US$ 500.000, en dos ocasiones.

Esas transferencias aportan un nuevo indicio comprometedor para Rodríguez y para De Vido y sus principales colaboradores, así como para Odebrecht y los empresarios locales con los que se asoció la constructora brasileña.

Rodríguez siempre negó, sin embargo, cualquier ilicitud en su relación con Odebrecht. “Juro por mi hija que nunca le pedí a ningún ejecutivo de Odebrecht dinero para coimear a funcionarios, como también juro que ni De Vido, ni Baratta, ni ningún otro funcionario me pidió jamás una coima”, afirmó la última vez que dialogó con La Nación.

Cordial ante cada consulta, Rodríguez explicó que Odebrecht le pagó honorarios durante años por su rol como lobbista —y dejó de contestar las llamadas y mensajes de este diario cuando recibió la pregunta concreta: “¿Es el dueño de Sabrimol?”

Los US$ 10,8 millones girados a Sabrimol Trading, se enviaron en dólares en 50 de las 53 transferencias, que llegaron a la cuenta 1223640 del Banco Itaú de Uruguay, que utilizó al Bank of America como intermediario.

En las restantes transferencias el dinero llegó en euros y se depositó en la cuenta 8376842 de Sabrimol Trading, también en el Banco Itaú de Uruguay, pero con otra entidad intermediaria: el Deutsche Bank. Con información de LA NACIÓN/GDA.

Compra de Gaseba está bajo sospecha.
La compra de las distribuidoras de gas natural uruguayas Gaseba y Conecta por parte de la petrolera estatal brasileña Petrobras está siendo investigada por la Justicia del vecino norteño.

La gigante brasileña anunció el inicio de un laudo arbitral contra Uruguay debido a las pérdidas que le ocasionó la compra y operación de las empresas mencionadas.

En una declaración ante la Justicia brasileña, el exgerente del área internacional de Petrobras, ahora preso, Nestor Cerveró, sembró dudas acerca del eventual pago de sobornos en esa transacción, pero no aportó pruebas concretas, informó el portal Sudestada que publicó un facsímil con la declaración del antes poderoso y hoy caído en desgracia ejecutivo brasileño.

Off-shore local para promotor de impeachment
El exdiputado de Brasil, Eduardo da Cunha, uno de los promotores del impeachment a la expresidenta Dilma Rousseff, fue condenado a 15 años y cuatro meses de cárcel. El exlegislador cobró una coima superior a US$ 1,5 millones y parte del dinero lo blanqueó en Suiza mediante una sociedad en el extranjero que le abrió el abogado de un estudio uruguayo. Este profesional es uno de los seis que están siendo investigados por la trama Lava Jato en Uruguay. Hay otro abogado, dos corredores de bolsa (todos ellos uruguayos) y dos cambistas brasileños.

Dos causas que recaen en el mismo abogado.
Cuentan que el expresidente Luiz Inácio “Lula” da Silva habría querido comprar el silencio del exdirector de Petrobras, Nestor Cerveró. Si bien el exmandatario siempre negó tal afirmación y nunca se le comprobó tal vínculo, el exdirectivo de la petrolera brasileña fue condenado a 12 años de prisión por participar en la red de coimas. Una de las propiedades que habría comprado con el dinero ilícito fue un apartamento en Río de Janeiro, el que habría adquirido a través de una sociedad uruguaya, creada por un abogado local. A ese mismo abogado también se lo vincula a otro esquema de lavado de activos, conocido como la ruta de Cabral.