Venezuela: Fuerza Armada dice que frustró ataque entre versiones de rebelión

0
216
Members of the National Guard use their shields behind a fire during clashes with anti-government demonstrators in Caracas, on July 26, 2017. Venezuelans blocked off deserted streets Wednesday as a 48-hour opposition-led general strike aimed at thwarting embattled President Nicolas Maduro's controversial plans to rewrite the country's constitution got underway. / AFP PHOTO / RONALDO SCHEMIDT

Fuente: AFP-AP
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el ataque de una veintena de hombres a la base militar de Valencia (norte) dejó este domingo 6 de agosto de 2017 dos muertos y ocho detenidos, de los cuales uno está herido.

“Dos fueron abatidos por el fuego leal a la patria, uno está herido. De estos 10 atacantes que quedaron en las instalaciones de Paramacay, nueve son civiles y uno es un teniente desertor desde hace meses, que había sido dado de baja (retirado)”, aseguró el mandatario en su programa de televisión dominical.

El presidente Nicolás Maduro confirmó que unos “veinte mercenarios”, en su mayoría civiles, ingresaron a las 03:50 de la mañana al fuerte militar Paramacay de la ciudad central de Valencia, estado Carabobo, y se dirigieron a los parques de armas de la instalación militar.

LEA TAMBIÉN: Fuerza Armada venezolana frustra ataque entre denuncias de rebelión

Durante su programa dominical que difunde la televisión estatal, Maduro señaló que siete de los atacantes fueron detenidos, otros dos fueron abatidos y uno resultó herido. Los 10 restantes huyeron con parte del armamento de la instalación militar, precisó.

El gobernante indicó que entre los detenidos está un “teniente desertor” que estaría colaborando con las autoridades. Maduro también se refirió a un video que fue difundido en las redes sociales y reveló que en esa grabación aparece un exoficial que, aseguró, es un “desertor” desde 2014 y que ha vivido en Miami.

Tensión

Sobrevuelo de helicópteros, barricadas, tanquetas, detonaciones: la tensión se apoderó de la ciudad venezolana de Valencia (norte), donde el gobierno denunció que fue atacada este domingo una base militar.

Entre versiones de una rebelión militar, el gobierno de Nicolás Maudro aseguró haber frustrado en la madrugada la incursión “terrorista”.

“Hace una semana les ganamos con votos, y hoy hubo que ganarles con balas al terrorismo”, afirmó Maduro, aludiendo a las elecciones de su poderosa Asamblea Constituyente.

En Valencia (180 km al oeste de Caracas) la situación era tensa. Los alrededores de la base, sede de la 41 brigada del Ejército, fueron sobrevolados por helicópteros y custodiados por uniformados en tanquetas y con armas largas.

Tras el incidente, decenas de personas levantaron barricadas en las cercanías de Valencia, donde pusieron troncos de árboles y quemaron basura, desatándose choques con militares de la Guardia Nacional que los dispersaron con gases lacrimógenos y perdigones.

Pequeños disturbios también se registraron en un sector del este de Caracas, donde manifestantes intentaron bloquear una autopista y fueron replegados por la Guardia Nacional.

Oposición exige “verdad”

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, aseguró que fue un ataque de “tipo paramilitar”, según un comunicado que firmó ante una cámara junto a otros mandos castrenses y con su habitual consigna: “¡Chávez vive, la lucha sigue!”.

LEA TAMBIÉN: Fiscalía de Ecuador, “preocupada” por la destitución de Luisa Ortega

Sin embargo, restó importancia al hecho, indicando que “no es más que un show propagandístico, una entelequia, un paso desesperado” de la “extrema derecha”, como Maduro llama a la oposición.

“Forma parte de los planes desestabilizadores” para “evitar que se consolide el renacimiento de nuestra república”, añadió Padrino, en referencia a la Constituyente, blanco de un fuerte rechazo internacional y denuncias de fraude.

El ministro reiteró el “apoyo incondicional” de la Fuerza Armada a Maduro, enfrentado desde hace cuatro meses a protestas que dejan 125 muertos.

Padrino indicó que esas personas confesaron haber sido contratadas por “activistas de la extrema derecha venezolana en conexión con gobiernos extranjeros”, y que “parte del grupo logró sustraer algunas armas”.

El presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, exigió al gobierno la verdad sobre este hecho y abstenerse de una “cacería de brujas” contra la oposición

Presunto alzamiento

El incidente se conoció luego de la difusión en redes sociales y varios medios de un video grabado supuestamente en la 41 brigada, en el que un hombre que se presenta como capitán se declara en “rebeldía” contra Maduro y exige un “gobierno de transición”.

“Nos declaramos en legítima rebeldía (…) para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado, esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional”, afirma el hombre que se identificó como el capitán Juan Caguaripano.