Alejandro Sanz presume de su nueva novia, Rachel Valdés

0
282

El cantante y la artista cubana han sido fotografiados en una playa de San Diego con la hija mayor del artista

Hace solo tres meses que Alejandro Sanz anunció al mundo que se separaba de Raquel Perera tras una década de relación y dos hijos en común, Dylan y Alma. Ahora, el cantante ya presume de nueva novia. Tras semanas de noticias que hablaban de la presencia de Rachel Valdés, una artista cubana, en la vida de Sanz, la revista ¡Hola! publica este miércoles un reportaje en el que se ve a la pareja en actitud cariñosa por una playa de San Diego acompañados de Manuela, la hija mayor de Alejandro Sanz. La nueva pareja del músico le acompaña en la gira que está realizando por Estados Unidos tras finalizar la que realizó este verano por España.

Todo indica que los problemas de Alejandro Sanz y Raquel Perera son de hace tiempo. El cantante comunicó su separación a través de sus redes sociales: “Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones, sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos. Nuestra familia está por encima de cualquier cosa… es diversa y bella, como la vida y así permanecerá. El mundo cambia, nosotros también, siempre amorosamente. Gracias por respetarlo”.

Raquel Pereda y Alejandro Sanz comenzaron su relación en 2007, dos años después de que el cantante se separara de Jaydy Michel con quien se había casado en Indonesia en 1999. Al principio mantuvieron su relación fuera del foco de los medios y en enero de 2011 anunciaron que esperaban su primer hijo, Dylan, que nació el 12 de julio de ese año. Con la misma discreción, y por sorpresa, la pareja contrajo matrimonio el 26 de mayo de 2012 en la finca que el cantante tiene en la localidad cacereña de Jarandilla de la Vera. Un enlace que ni siquiera conocían los familiares y amigos a los que congregaron allí ese día y que pensaban que solo asistían al bautizo de Dylan, que se celebró al mismo tiempo que su matrimonio.

El 24 de julio de 2014 llegaba al mundo su segundo hija, Alma. El cantante tiene además un cuarto hijo, Alexander, de una relación extramatrimonial y a quien Sanz dio a conocer a través de un comunicado en diciembre de 2006. En dicho comunicado el músico afirmaba que su hijo tenía entonces tres años y explicaba que si no había informado antes de su existencia había sido por “expreso deseo de la madre, una mujer totalmente ajena a la vida pública”.

Rachel Valdés, de 30 años, es una artista de origen cubano que se graduó en la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro de La Habana en 2010 y en el Vermot Studio Center. Esta última es una selectiva organización sin fines de lucro situada en Johnson, ciudad del Estado de Vermont, que organiza programas de residencia en Bellas Artes y Escritura y está considerado como una de las más grandes de Estados Unidos en este tipo de disciplinas. Valdés mantiene un estudio en el barrio de El Vedado en La Habana, pero también reparte su trabajo entre Estados Unidos y Barcelona, ciudad a la que viaja periódicamente ya que es allí donde vive su hijo Max, de cinco años, fruto de su matrimonio con un catalán algunos años mayor que ella de quien está divorciada.

Fueron amigos comunes quienes los presentaron. Alejandro Sanz se mueve mucho entre artistas y cada vez más fomenta su afición por la pintura. El cantante confesó en 2018 a la Agencia Efe que en un momento dado tuvo que elegir entre la pintura y la música, y eligió lo segundo. Pero el gusanillo quedó ahí y en mayo de 2018 retomó su afición a lo grande presentando en Nueva York su primera exposición, Smile, en colaboración con el artista mallorquín Domingo Zapata. Una treintena de cuadros con los que Sanz encontró otra vía para dar salida a sus emociones. “Solo fabrico caminos para que el arte que nace en mí camine hacia su hogar”, escribió entonces en sus redes sociales.