Brasil quiere sellar su pase a cuartos ante Venezuela

0
91

El equipo de Tite se mide este martes con el de Rafael Dudamel en el estadio Arena Fonte Nova.

En busca de asegurar su pase a cuartos de final en forma anticipada de la Copa América 2019 y con su público dando la espalda (hay gente que prefiera ir a ver partidos del torneo brasileirao que de su misma selección), Brasil enfrenta este martes a Venezuela con la ilusión de una victoria que lo deje en la siguiente ronda del certamen.

El equipo de Tite, que venció 3-0 en su debut en el grupo A a Bolivia en Sao Paulo, chocará contra una selección vinotinto que rescató un empate sin goles ante Perú y no se amilana ante los pergaminos de su rival.

Se espera que en el choque en el Arena Fonte Nova se disputará a las 21H30 locales se de el primer lleno en un partido del torneo continental, que hasta ahora ha visto estadios semi vacios (ni siquiera en el partido inaugural se colgó el cartel de completo)

“El primer objetivo es clasificar a los cuartos de final como primero del grupo, y eso pasa por vencer a Venezuela, pero con el respeto de enfrentarse a una selección que juega bien y que complica mucho”, aseguró el capitán de la Canarinha, Dani Alves.

Más allá de lo que hay en juego, la expectativa en Brasil pasa por ver a su selección midiéndose ante un rival de mayor peso futbolístico, como lo es la Venezuela de Rafael Dudamel y liderada en el ataque por el cañonero Salomón Rondón, jugador de Newcastle.

“Venezuela ha evolucionado mucho y tiene una generación muy prometedora, un estilo de juego muy suelto. Necesitamos planear muy bien el partido para conseguir un buen resultado”, agregó Dani Alves.

Por los lados de la vinotinto el 0-0 ante Perú cayó bien, en buena medida porque los dirigidos por Dudamel tuvieron escasas situaciones de gol ante los incas y terminaron jugando los últimos quince minutos con diez hombres por la expulsión de Luis Mago.

“Hemos trabajado en diferentes formas de juego. Brasil es un rival que te asfixia con la calidad de su fútbol y de sus jugadores, lo que hace mucho más fácil el trabajo al entrenador. Tenemos la ilusión de los tres puntos. Un empate complicaría el grupo para todos”, consideró Dudamel.

Entretanto, en el otro duelo de esta zona, Perú se medirá con Bolivia, en teoría el rival más débil, buscando los primeros tres puntos en el torneo. La historia favorece a los incas que en 15 encuentros se han impuesto ocho veces, han empatado otras cuatro y apenas han caído tres.