Cómo perder cinco kilos en un mes de forma saludable con la dieta del bocadillo

0
204

SHUTTERSTOCK

La vuelta a la realidad que impone el mes de septiembre implica inevitablemente volver a pasar por la báscula. Tras los excesos de las vacaciones, y una vez pasado un tiempo prudencial para adaptarse a la rutina, es el momento de iniciar un plan detox para quitarse de encima esos kilos añadidos durante el verano que pesan incluso más que la vuelta al trabajo.

Pero como no todo va a ser sufrir, existe una dieta que nos permite adelgazar cinco kilos en un mes de forma saludable y sin pasar demasiadas penurias. ¿Cuál? La dieta del bocadillo, toda una tentación para los amantes de la buena mesa y del pan, el gran olvidado en casi cualquier régimen, entre los que se encuentran, por ejemplo, Boris Izaguirre, Simoneta Gómez-Acebo o la chef Samantha Vallejo-Nágera.

¿Pero es posible adelgazar comiendo bocadillos? Sí, siempre y cuando se equilibren bien el resto de nutrientes que se consumen a lo largo del día y que se tome unpan de calidad, preferiblemente integral.

Diseñada por la especialista en Dietética y Nutrición Terica Uriol, que también es licenciada en Farmacia y en Ciencia y Tecnología de los alimentos, la dieta del bocadillo tiene una filosofía muy clara: enseñar a comer para no volver a engordar. “Mi dieta consiste en comer la cantidad necesaria de hidratos de carbono para llevar una alimentación saludable, baja en grasas y con la cantidad justa de proteínas”, afirma Terica Uriol.

¿Con bocadillos? Pues sí, porque según esta especialista, coautora del libro ‘La dieta Anti Dukan’, hay que aprovechar la capacidad saciante del pan, un alimento presente en la base de la pirámide alimenticia que proporciona hidratos de carbono de calidad. Lo que nos hace aumentar de peso no es el pan, afirma Terica Uriol, sino lo que metemos dentro. Así, se trata de adelgazar comiendo de todo, es decir, elegir para el bocadillo un buen pan y un relleno saludable libre de grasas y de calorías vacías, con la cantidad justa de proteínas, y equilibrar el resto de nutrientes que se ingieren durante la jornada.

Además, existen otros tres puntos a tener en cuenta. Uno, la longitud del bocadillo, que no debe exceder los 15 centímetros de largo. Dos, reducir al máximo el consumo de azúcares. Y tres, optar siempre por los lácteos desnatados para tomar menos grasas.

A dieta sin pasar hambre

En esta dieta hay algunos alimentos que se pueden consumir en cualquier cantidad y a cualquier hora. Son, básicamente, frutas y verduras sin apenas aporte calórico, pero no solo. Apunta: lechuga, tomate, cebolla, zanahoria, pepino, cebolleta, pepinillos, espárragos, puerros, apio, palmitos, rábanos, setas, champiñones, alcaparras, ajetes, pimientos, endibias, bebidas light y zero, sal, vinagres, limón, pimienta, especias, pimentón, jalapeños, guindillas, ajos, perejil, salsa de soja, mostaza, edulcorantes, café, té e infusiones.

La fruta debe tomarse entera (no en zumo) para aprovechar la fibra, y mejor con piel, por el mismo motivo. Pueden tomarse sin límite kiwis, piña, melón, sandía, naranja, mandarina, fresas y nísperos. Si no quitamos la piel, también, pera, ciruela, albaricoque, nectarina, paraguaya y melocotón.

Además, Terica Uriol aconseja consumir alimentos de temporada, beber seis vasos diarios de agua, reducir ligeramente la cantidad de la ración para adaptarla al ritmo de vida actual y practicar regularmente alguna actividad física.

Tres opciones de menúEstos son algunos posibles menús, elaborados por los especialistas en nutrición de Grep Aedn, para seguir esta dieta.

Desayuno

Para empezar la jornada existen tres opciones posibles:

1 vaso de leche desnatada + 2 tostadas de pan con jamón york.
1 taza de café + 2 tostadas de pan integral con queso light.
1 taza de té + 2 rebanadas de pan integral con mermelada.

Media Mañana

Una pieza de fruta o un yogur desnatado.
ComidaTres opciones para elegir.
Pollo asado sin piel + sopa baja en grasas.
Solomillo magro de cerdo + puré de calabacín.
Salmón al papillote + verduras al gusto.

Merienda

1 yogur desnatado o un batido de fruta sin azúcar.

Cena

Se puede elegir uno de los siguientes bocadillos:
De pan integral tostado con pimientos de piquillo, pechuga de pavo y aguacate.
De pan integral con atún, verduras variadas asadas y cucharada de aceite de oliva virgen extra.
De pan de centeno integral con pavo, huevo cocido, lechuga, tomate, cebolla y cucharada de tahini tostado.