Competición pide al árbitro del Barça-Atlético que aclare el acta antes de fijar la sanción a Diego Costa

0
210

El delantero rojiblanco fue expulsado por decirle a Gil Manzano: “¡Me cago en tu puta madre! ¡Me cago en tu puta madre!”

El Comité de Competición ha pedido a Gil Manzano, el árbitro del Barcelona-Atlético del pasado sábado, una aclaración del acta antes de pronunciarse sobre la sanción a Diego Costa, el jugador rojiblanco que fue expulsado por decirle al colegiado: “¡Me cago en tu puta madre! ¡Me cago en tu puta madre!”, según recogió este después del encuentro. Gil Manzano tiene 24 horas para responder.

Al delantero le emergió su volcánico carácter tras no sancionar el árbitro una entrada que Piqué le hizo por detrás. Inflamado, según el colegiado, Costa exhortó un fuerte improperio recogido en el acta: “En el minuto 28 el jugador (19) Da Silva Costa, Diego, fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse a mí a viva voz, en los siguientes términos: “¡Me cago en tu puta madre! ¡Me cago en tu puta madre!”.

El Atlético presentó alegaciones porque, a su juicio, el acta redactada por Gil Manzano no refleja con exactitud lo que sucedió en el terreno de juego. El castigo al delantero rojiblanco podría ser hasta de ocho partidos: cuatro por el insulto y otros cuatro por agarrar al colegiado.

La roja directa fue inmediata. Ya se había librado de una amarilla en una pugna por un balón con Lenglet a la que llegó pasado de vueltas. Con el codo impactó en la cara del central francés. Gil Manzano no le amonestó, pero no le perdonó su salida de tono. La expulsión de Costa supuso la cuarta del delantero hispanobrasileño en el campeonato liguero con la camiseta rojiblanca, la segunda por roja directa. La última vez que dejó a su equipo con diez fue el curso pasado, el día de su debut en el Wanda Metropolitano tras regresar del Chelsea.