EE. UU. pone en su lista negra a Hikvision por violación de derechos

0
116

El Gobierno de Trump incluyó a la compañía de videovigilancia y a otras ocho firmas en el listado.

El gobierno de Trump puso en la lista negra de Estados Unidos a ocho empresas tecnológicas chinas, acusándolas de estar implicadas en violaciones de derechos humanos contra minorías musulmanas en la provincia de Xinjiang (China).

En la lista se encuentran las compañías de videovigilancia: Hikvision y Dahua, que se estima controlan hasta un tercio del mercado mundial de videovigilancia y tienen cámaras en todo el mundo.

La medida, que se anunció después del cierre de los mercados de EE. UU., se produjo el mismo día en que los negociadores de Estados Unidos y China comenzaron los preparativos para las conversaciones que comenzarán el jueves en Washington.

Las entidades en la lista tienen prohibido hacer negocios con compañías estadounidenses sin que se les otorgue una licencia del gobierno de EE. UU.

“Específicamente, estas entidades han sido implicadas en violaciones y abusos de los derechos humanos en la implementación de la campaña de represión, detención arbitraria masiva y vigilancia de alta tecnología de China contra uigures, kazajos y otros miembros de grupos minoritarios musulmanes” en Xinjiang, según afirmó el El Departamento de Comercio de Estados Unidos en un aviso de registro federal.

La medida apunta a las compañías de vigilancia chinas involucradas en la represión en Xinjiang, donde hasta un millón de musulmanes uigures han sido colocados en campos de detención masiva, lo que provocó críticas de todo el mundo.

Además de Hikvision y Dahua, las compañías incluidas en la lista negra incluyen las compañías de inteligencia artificial iFlytek, Megvii Technology, Sense Time, Yitu Technologies.

También se encuentran Xiamen Meiya Pico, que se autodenomina como “experto en forense digital y ciberseguridad en China”, según su sitio web, y a la fabricante Yixin Science and Technology, con sede en Shanghai.

Las tecnológicas, señaladas “por motivos de seguridad nacional”
La noticia se dio justo cuando el presidente Donald Trump asistía a la firma de un acuerdo comercial parcial con Japón y pronosticaba una gran semana de conversaciones con China.

“Creemos que existe la posibilidad de que podamos hacer algo muy sustancial”, declaró Trump a los periodistas sobre las conversaciones de China. “Creo que vendrán a hacer un acuerdo, veremos si se puede hacer o no”, apuntó.

Además, la decisión ocurre tras meses de que en esta misma lista se incluyera a la compañía de telecomunicaciones Huawei, la medida lleva la guerra económica de Trump contra China en una nueva dirección, marcando la primera vez que su administración ha citado los derechos humanos como una razón para actuar.

Mientras tanto, la guerra arancelaria del presidente contra Beijing se ha librado por cuestiones como el robo de propiedad intelectual y el control de la tecnología, así como la política industrial más amplia de China.

La decisión también se produce cuando Trump enfrenta una creciente presión en el país para apoyar las protestas en favor de la democracia en el territorio de Hong Kong controlado por China.

El lunes, Trump dijo que estaba a la espera de una “solución humana” en Hong Kong, donde las protestas se han vuelto cada vez más violentas. “Incluso tienen letreros: Haz que China sea grande otra vez, haz que Hong Kong sea grande otra vez”, indicó el mandatario.