El Barça ficha a Griezmann tras pagar los 120 millones de la cláusula, pero el Atlético exige 200

0
243

El jugador abona en LaLiga la cantidad para romper el contrato con el club rojiblanco, que reclama el pago de su anterior cláusula al entender que el Barcelona negoció con el delantero antes del 1 de julio

El Barcelona ha cerrado el fichaje de Antoine Griezmann tras depositar en LaLiga los 120 millones de la cláusula de rescisión del contrato del jugador francés con el Atlético de Madrid. El importe de la cláusula ha sido entregado por el abogado del jugador en la sede la Liga de Fútbol Profesional este viernes. La entidad azulgrana ha anunciado la incorporación del delantero, que tendrá una cláusula de 800 millones de euros, por las próximas cinco temporadas, hasta 2024. A continuación, sin embargo, el Atlético ha emitido otro comunicado en el que reclama el pago de 200 millones de euros, cantidad correspondiente a su cláusula de rescisión antes del 1 de julio. El conjunto madrileño entiende que el Barcelona ha de pagar esta suma porque, según la entidad rojiblanca, negoció con el futbolista antes de esa fecha.

“El Atlético de Madrid considera que la cantidad depositada es insuficiente para hacer frente a su cláusula de rescisión, puesto que es obvio que el compromiso del jugador y del Fútbol Club Barcelona se cerró antes de que la citada cláusula se redujera de 200 a 120 millones de euros. También fue anterior a la fecha en la que se produjo la modificación de la cláusula la comunicación que el jugador realizó el 14 de mayo anunciando su desvinculación del club. El Atlético de Madrid cree que la extinción del contrato se produjo antes de la finalización de la pasada temporada por hechos, actos y manifestaciones realizadas por el jugador y por ello ha iniciado ya los procedimientos que ha considerado oportunos para la defensa de sus derechos e intereses legítimos”, expresa el comunicado del Atlético.

El bagaje de Griezmann, de 28 años, en el Atlético es de 257 partidos, 133 goles y tres títulos: Liga Europa y Supercopa de Europa (2018) y Supercopa de España (2014). Y también de largos veranos en los que los jugueteos con su marcha le deparaban suculentos aumentos de sueldo. El 15 de junio del año pasado, el delantero francés anunció que, tras descartar una oferta del Barcelona, iba a permanecer en el Atlético a través de un programa televisivo titulado La Decisión.

El fichaje se produce después de un controvertido proceso. El jugador comunicó el 14 de mayo al Atlético su decisión de abandonar el club al final de la temporada. El 5 de julio Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, desveló que un día antes se había producido una primera reunión entre el director ejecutivo del Barcelona Óscar Grau y el consejero delegado del Atlético Miguel Ángel Gil para hablar sobre el fichaje. En dicha reunión, el club azulgrana solicitó el aplazamiento del pago de la cláusula.

A raíz de la comparecencia de Bartomeu, el Atlético emitió un comunicado en el que acusó tanto al jugador como al Barcelona de haberle faltado al respeto. El Atlético expresó su repulsa en especial hacia el modo de proceder del Barcelona, por haber inducido al jugador a romper su vínculo contractual en un momento importante de la temporada para el club rojiblanco, en plena eliminatoria contra la Juventus y cuando pugnaba por el título de Liga con el propio Barcelona.

El Atlético, tras la rueda de prensa de Bartomeu, convocó a Griezmann para que se incorporara al inicio de la pretemporada el pasado domingo junto al resto de la plantilla rojiblanca. El delantero francés envió un mensaje anunciando que pagaría la cláusula de rescisión de 120 millones de euros que le libraría de su contrato, pero el aviso, hasta que no se deposite el dinero en la sede de LaLiga, no tiene efectos jurídicos. Según el Atlético, la mera comunicación no exime del cumplimiento de las obligaciones a ninguna de las partes.

La posición del Atlético era que Griezmann tenía contrato con el club hasta 2023, mientras que los abogados del jugador señalaron que el delantero había cumplido con un formalismo que le exoneraba del deber de acudir a los entrenamientos. El Atlético replicó que no hay ningún reglamento que respalde esta posición y que, por tanto, se daban las condiciones para abrirle expediente por incumplimiento grave de su contrato.

El pago de la cláusula convierte ahora a Griezmann en azulgrana, con quien Valverde deseaba contar desde el primer día del inicio de los entrenamientos, este lunes. Sin embargo, el nuevo comunicado del Atlético mantiene abierta la guerra con el conjunto catalán.

El Barcelona aspira también al fichaje de Neymar para completar una delantera con Messi, Luis Suárez, además de Dembélé y Malcom.