El ministro francés de Economía dimite a ocho meses de las presidenciales

0
1367

El ministro de Economía francés, Emmanuel Macron, ha presentado este martes su dimisión, lo que supone un nuevo golpe para el presidente François Hollande, quién quizá tendrá que competir con él en las elecciones de 2017. Hollande ha aceptado la renuncia de Macron y ha nombrado en su lugar al titular de Finanzas, Michel Sapin, que asume las dos carteras, ha informado el Palacio del Elíseo.

Además, el portavoz de la Presidencia gala también ha anunciado la renuncia de la ministra de Ultramar, George Pau-Langevin, que será reemplazada por Ericka Bareigts, actualmente secretaria de Estado de Igualdad.

Macron, de 38 años, anunció a sus colaboradores esta mañana que pensaba presentar su dimisión hoy. “Para François Hollande supone un nuevo estrechamiento de su mayoría”, ha lamentado un colaborador del presidente socialista. Por su parte, el alcalde de Lyon (centro-este), Gérard Collomb, uno de los principales apoyos de Macron, ha señalado ante los periodistas que “la vía que se sigue hoy, que consiste en decir ‘vamos a esperar a diciembre para saber si Hollande [se presenta]’, no se sostiene pues si nadie está listo, se producirá una desbandada”, refiriéndose a la iniciativa del hasta ahora ministro de Economía.

Meses de tensión

Siendo uno de los ministros más apreciados de la opinión pública, Macron ha multiplicado en los últimos meses las provocaciones, entre el lanzamiento de su propio movimiento político, ‘En marcha’, y sus llamativas declaraciones. Hace sólo unas semanas, explicó que “la honestidad [le] obligaba a decir” que “no era socialista”.

El primer ministro, Manuel Valls, tampoco escondía la irritación respecto a su ministro, que le disputaba el liderazgo de la izquierda reformista. La última advertencia vino de la parte del propio François Hollande, el 14 de julio, quien le llamó al orden dos días después de que el ministro celebrase un primer mitin de su movimiento en París durante el cual Macron cargó contra el jefe del Estado. En respuesta, Hollande amenazó con apartar al ministro si este último no respetaba la “solidaridad” gubernamental y la necesidad de “servir hasta el final” sin “iniciativas personales y aún menos presidenciales”.

Trayectoria

Macron es un exalto funcionario que realizó estudios en escuelas de élite y trabajó en el banco de negocios Rothschild, antes de ser escogido por el presidente como consejero y después ministro en 2014.

Dio su nombre a una ley promulgada en agosto de 2015 para liberalizar algunos sectores (transporte por carretera, notarios, apertura de algunos comercios el domingo, etc.).

Su presencia en el Gobierno también ha estado marcada por numerosas declaraciones denunciadas por una parte de la izquierda y una rivalidad creciente con el primer ministro, Manuel Valls, que pertenece al ala reformista del Partido Socialista. En mayo, Gérard Collomb declaró que Macron sería “naturalmente” candidato al Elíseo en 2017 si François Hollande, muy impopular desde que fuera elegido en 2012, no remontaba en los sondeos.

Su salida del Gobierno refuerza todavía más la incertidumbre que reina en la izquierda respecto a las presidenciales de 2017. François Hollande no pretende anunciar antes de fin de año si se presentará a las primarias del Partido Socialista, previstas para finales de enero, con el objetivo de concurrir a un segundo mandato. Aún así, el presidente saliente ya ha sido desafiado por tres des sus exministros: los socialistas Benoît Hamom y Arnaud Montebourg, que le instó a dimitir, de nuevo, el martes por la mañana, y la ecologista Cécile Duflot. Si Hollande renunciara, Macron podría tener que enfrentarse con Manuel Valls si este decidiera emprender la carrera hacia el Elíseo.