El perro de George Bush cumple su última misión al lado del expresidente

0
95

El can de servicio del fallecido dirigente republicano no se ha separado del féretro de su amo

Sully, el perro de servicio del expresidente de EE UU George Bush, le ha seguido hasta el final. El dirigente republicano tenía a la mascota desde el pasado junio, cuando la asociación VetDogs se lo asignó para ayudarle en las labores diarias, como abrir puertas o encontrar objetos, ya que el expresidente padecía párkinson.

Ahora Sully también se embarcará en el Air Force One, el avión presidencial, para participar en los homenajes y funerales de Estado que se celebrarán esta tarde en Washington D.C. La familia también ha publicado algunas fotografías como “muestra de agradecimiento” a Sully por su servicio durante los últimos meses. En una de las instantáneas, el portavoz de la familia, Jim McGrath, le ha dedicado unas tiernas palabras: “Misión cumplida”.