El Reino Unido detiene a Assange tras recibir una orden de extradición de EE UU

0
329

Ecuador ha retirado el asilo diplomático al fundador de Wikileaks. Washington acusa al ‘hacker’ de “conspirar para infiltrarse” en sistemas del Gobierno con información clasificada

La Policía londinense ha detenido este jueves a Julian Assange, cofundador de Wikileaks, después de que Ecuador le retirase el asilo diplomático, según ha escrito el propio cuerpo policial en un tuit. Horas después, Scotland Yard ha confirmado que la detención de Assange, que llevaba desde junio de 2012 en la Embajada ecuatoriana en Londres tras publicar miles de documentos secretos estadounidenses, ha sido, entre otras razones, el resultado de atender una petición de extradición del Gobierno de Estados Unidos. “Julian Assange, de 47 años, ha sido arrestado hoy, 11 de abril, a petición de las autoridades de Estados Unidos, a las 10.53 (11.53, hora española) nada más llegar al cuartel de policía de Central London. Se trata de una orden de extradición contemplada en el artículo 73 de la Ley de Extradición. Comparecerá ante la Corte de Magistrados de Westminster tan pronto como sea posible”, ha escrito en un comunicado la Policía Metropolitana.

El Departamento de Justicia de EE UU ha confirmado este mediodía en un comunicado que la orden de extradición contra Assange es por un delito de “conspiración para infiltrase” en sistemas del Gobierno con información clasificada por el cual podría ser condenado hasta a cinco años de cárcel. Washington considera que el pirata informático, con la ayuda de la exsoldado Chelsea Manning —que entonces trabajaba como analista de inteligencia para el Departamento de Defensa bajo el nombre de Bradley Manning—, publicó en 2010 más de 700.000 documentos clasificados, entre los que había archivos secretos de las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado, lo que supuso un revés para la diplomacia estadounidense y alimentó un debate sobre el papel de Washington en el mundo. EE UU ya intentó en 2010 armar un caso de conspiración contra el hacker australiano por la difusión de estos documentos secretos con la ayuda de Manning en la sustracción de los archivos.

La primera ministra Theresa May, minutos antes de comenzar a explicar en el Parlamento la decisión del Consejo Europeo de ampliar la prórroga del Brexit, se ha felicitado por el arresto de Assange en la embajada de Ecuador en Londres y ha confirmado de nuevo que la medida obedecía a una petición de extradición de Washington. También ha afirmado que lo ocurrido demuestra que en el Reino Unido “nadie está por encima de la ley”.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha explicado en Twitter que ha retirado el asilo diplomático a Assange, de 47 años. En el mensaje, el mandatario también ha incrustado un vídeo en el que afirma que solicitó al Reino Unido “la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte”. “El Gobierno británico lo ha confirmado por escrito en cumplimiento de sus propias normas”, ha añadido Moreno.

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, ha emitido poco después de la detención un largo comunicado en el que ha explicado los motivos de la detención, ha alabado la “valiente decisión” del presidente Moreno y ha elogiado los esfuerzos del equipo encargado de las negociaciones. “Hoy hemos demostrado que nadie está por encima de la ley. Julian Assange no es un héroe. Se ha ocultado de la verdad durante años y años y es justo que su futuro sea decidido por el sistema judicial británico. Lo que ha ocurrido hoy es el resultado de años de delicada diplomacia a cargo de Exteriores”, ha dicho Hunt.

Assange ya ha sido declarado culpable esta tarde por el juez británico Michael Snow por violar las condiciones de la libertad condicional que el Reino Unido le concedió en 2012. Assange debía presentarse entonces ante la justicia británica para responder por los supuestos delitos sexuales de los que se le acusaba en Suecia. En vez de asistir a esa vista, el australiano se refugió en la legación ecuatoriana y, tras dos meses, el entonces presidente ecuatoriano, Rafael Correa, le concedió asilo. Más adelante, le dio también la nacionalidad ecuatoriana. En mayo de 2017, Suecia decidió cerrar la causa por presunta violación contra el cofundador de Wikileaks. Pero el hacker se enfrenta ahora a una pena de hasta un año de cárcel por haber roto los términos de su libertad condicional en el Reino Unido, aunque la sentencia se realizará el próximo mes en la Corte de la Corona de Southwark, en Londres. El juez le ha citado para el 2 de mayo. Hasta la próxima audiencia, el australiano permanecerá bajo custodia policial.

El pasado noviembre, trascendió que el Departamento de Justicia de EE UU tenía preparada una acusación judicial contra Assange, que a través de Wikileaks divulgó herramientas cibernéticas de la CIA y tuvo un papel central en la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016. La acusación era formal y el objetivo era mantenerla secreta hasta que Assange fuera arrestado, pero salió a la luz al incluirse por error en un documento judicial público. El texto no detallaba los cargos de los que se acusa al pirata informático australiano.

Con la salida de Correa de la presidencia en 2017 y la llegada de Lenín Moreno, las relaciones entre Assange y Ecuador se deterioraron hasta el punto de cortar sus comunicaciones —algo que, puntualmente, ya había ocurrido en época de Correa— e impedir las visitas desde el exterior salvo las de sus abogados. El último episodio ha sido la retirada del asilo diplomático: “Ecuador decidió soberanamente retirar el asilo diplomático a Julian Assange por violar reiteradamente convenciones internacionales y el protocolo de convivencia”, ha escrito el presidente ecuatoriano este jueves en un tuit. “Conceder asilo o retirarlo es facultad soberana del Estado ecuatoriano”, ha añadido Moreno, que ha criticado también “la conducta irrespetuosa y agresiva” de Assange y “las declaraciones descorteses y amenazantes de su organización” y ha explicado que “la transgresión de los convenios internacionales ha llevado la situación a un punto en el que el asilo de Julian Assange es insostenible e inviable”.

Wikileaks ha respondido en su cuenta oficial de Twitter que “Ecuador ha dado término de forma ilegal al asilo político concedido a Assange en violación del derecho internacional”. El portal de filtraciones ha subrayado que el hacker “no ha salido de la Embajada”, sino que “el embajador ecuatoriano ha invitado a la policía británica dentro y ha sido detenido”.